Garabato Motita abrirá nueva sala de teatro

Hace 33 años nació un proyecto artístico integral de las artes escénicas llamado Garabato Motita que fusionó el Taller de Artes Infantiles del Teatro de la Ópera de Maracay (Taitom) y la Escuela de Artes Barriga Feliz que hacía cine en San Jacinto, todo con la finalidad de apoyar la dignidad de los seres humanos a través del arte.

Hace 33 años nació un proyecto artístico integral de las artes escénicas llamado Garabato Motita que fusionó el Taller de Artes Infantiles del Teatro de la Ópera de Maracay (Taitom) y la Escuela de Artes Barriga Feliz que hacía cine en San Jacinto, todo con la finalidad de apoyar la dignidad de los seres humanos a través del arte.
Sala Lidwina de Terrentín es u pequeño ateneo con las puertas abiertas para todos los artistas y cultures con el deseo de seguir creando

Son más de tres décadas formando a niños, jóvenes, adultos y personas con discapacidad, con el lema «dignidad a través de las artes escénicas» y en esta oportunidad anuncian que este 29 de julio, estará inaugurando la sala Garabato Motita Lidwina de Terrentín en el sector Santa Rosa, donde actualmente se encuentra la sede de la escuela; este espacio cuenta con 100 butacas para que los maracayeros puedan seguir disfrutando del arte.

PROPÓSITO UNIVERSAL

«Garabato Motita es libertad de creación, es juego a través del arte, es una escuela con un propósito universal, familiar y social, que invita a todos a crecer y hacer eso que muchas veces la misma sociedad les impide; hemos transformado el arte para que todos puedan acceder a él», aseguró Rafael Rondón, director de esta escuela.

Rafael Rondón, director de Garabato Motita, confía en que esta escuela se pueda convertir en una casa para todos los artistas

Asimismo, Rondón agradeció a todas aquellas personas que han entregado su corazón a este proyecto, para poder permanecer en el tiempo. Nos debemos a todos esos seres humanos, técnicos, artistas, dramaturgos, directores, público, amigos, empresas privadas y públicas que han apostado al sueño de esta organización», expresó.

MENCIÓN ESPECIAL

Es por esto que hizo mención especial a la gobernadora Karina Carpio, al Secretario de Cultura Luis González, la Compañía Nacional de Teatro y a una gran cantidad de amigos del arte que dieron su aporte para restaurar esta sala. «Son muchas las personas que están aquí colaborando con nosotros, empresas, amigas y mucha gente que no quieren que diga sus nombres pero que están allí forman parte de esta historia», continuó el director.

Del mismo modo, Rondón comentó que este espacio se convertirá en la tan necesitada «sala del sur», un espacio pequeño para los artistas, titiriteros, orquestas de cámara, donde se podrán presentar monólogos, narración oral y otras producciones artísticas.

PEQUEÑA ATENEO

«Luego de seis meses de arduo trabajo, tenemos un pequeño ateneo para el disfrute de todo el estado Aragua, de Venezuela y del mundo. Antes de todo este, en este lugar se dieron cita festivales internacionales, personalidades del teatro, incluso de otros países como Cuba y Argentina», aseguró el responsable de esta escuela.

El artista aprovechó la oportunidad para agradecer a Raquel Romero, directora del Teatro Estable de Maracay, porque quizás sin darse cuenta, fue una de las grandes responsables de este proyecto. «Una vez estando aquí con un taller de jóvenes me hizo un comentario de que si no me gustaría colocar unas butacas aquí y le dije ‘yo monto en eso’ y parece increíble que pasaran dos años de eso y ahora estamos por inaugurar», contó.

También te puede interesar: Aragua se llenó de letras que curan el alma

Es importante mencionar que la Asociación Civil de Artes Infantiles Garabato Motita, inició sus funciones en el año 1990 con una proyección en función de integrar a todas las personas a través de las artes escénicas y desde entonces han participando en los mejores festivales de teatro del país, así como en festivales internacionales, trabajado además en proyectos culturales significativos.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo

FG