Por ser infiel a su mujer estuvo a punto de morir

Luis Caravallo, de 38 años de edad, considerado el “Casanova de la ciudad”, estuvo a punto de morir a consecuencia de haber recibido una fuerte golpiza propinada en la cabeza con una olla de acero inoxidable, de manos de su mujer al descubrir que le era infiel.

Por ser infiel a su mujer estuvo a punto de morir-elsiglo.com.ve
La olla de la discordia quedó impregnada de sangre

LOS HECHOS

La conmovedora historia, de pasión y romance, comenzó cuando el ciudadano se encontraba en su recámara chateando con alguien y al parecer la conversación se tornó divertida.

Transcurridos unos minutos, a Caravallo le provocó ir al baño y la necesidad era tanto que se le olvidó el teléfono en la cámara y lo más lamentable del caso es que el Chat quedó abierto.

Luego ingresó su esposa y observó el móvil sobre su lecho que compartía con el amor de su vida. Posteriormente tomó entre sus manos el móvil y comenzó a revisarlo, mientras que el hombre hacía sus necesidades fisiológicas.

Minutos después descubrió mensajes románticos enviados a su segundo frente y eso le llenó de cólera. Silenciosamente regresó a la cocina y se apoderó de una olla de acerco y se colocó detrás de la puerta esperando al infiel para darle una lección en su vida.

Al salir del baño y continuar con la conversación, el ciudadano fue atacado sorpresivamente con un olla a nivel del cráneo y en medio de la violencia, se produjo una fuerte discusión.

La mujer como estaba engorilada y poseída por los celos, dominó la escena y envió a su pareja al piso, provocándole heridas y hematomas, cuyas lesiones causaron desangramiento. Todo moribundo, Luis Caravallo pidió apoyo para que no lo dejaran morir, mientras que la mujer gritaba improperios. “Eso te pasa por serme infiel”, manifestó en su calentura.

La violenta escena ocurrió en el municipio Peña del estado Yaracuy, cuando en horas de la noche de este martes, la mujer descubrió a su marido en sus andanzas de conquistador.

POLICÍA DE YARACUY PRESENTE

Tratando de evitar una tragedia, los vecinos de la zona reportaron el asunto a la Policía de Yaracuy y poco después hizo acto de presencia una comisión.

Mientras lo trasladaban a un centro asistencial, el hombre reveló lo siguiente: “Sentí un centellazo y quedé aturdido. Luego recibí varios golpes con la olla y traté de defenderme pero esa mujer estaba engorilada», contó el infiel a los funcionarios.

Te recomendamos: Intentó estrangular a su pareja por “infiel

La ciudadana resultó detenida y puesta a la orden del Ministerio Público para su pase a juicio por lesiones graves ocasionadas a su pareja que estuvo a punto de morir desangrado. Son historias que no se creen pero son ciertas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

YN