Escasez de combustible dificulta la venta de alimentos para animales

Con la escasez de combustible en el país la venta de muchos rubros han experimentado algunas dificultades e incluso aumentos en el costo y este es precisamente el caso de los alimentos para mascotas y animales de granja, ya que cada día se hace más difícil su distribución.

Con la escasez de combustible en el país la venta de muchos rubros han experimentado algunas dificultades e incluso aumentos en el costo y este es precisamente el caso de los alimentos para mascotas y animales de granja, ya que cada día se hace más difícil su distribución.
Carlos Rodríguez

Miguel Gámez, vendedor del Mercado Libre de Maracay, también aseguró que en vista de que los clientes ya no pueden trasladarse con tanta facilidad, son muy pocos los que llegan a comprar el alimento en este lugar, ya que según su apreciación, en condiciones normales, la comida para animales se vende «incluso más que los granos y otros rubros que ofrecen en el mercado».

VARIEDAD DE PRECIOS

Esto se debe a que hay una clientela fija que sabe que en el mercado hay mayor variedad de precios y marcas en cuanto a este tipo de alimentos.

«Los proveedores también se ven afectados por la falta de gasolina, por ejemplo, ahorita estamos esperando un maíz y lo primero que nos dijeron fue que si ellos lo traen, sube el costo del producto, porque la gasolina está difícil, así que tenemos nosotros que irlo a buscar al distribuidor», acotó el vendedor.

Miguel Gámez

En cuanto al alimento de las mascotas también se han registrado algunos aumentos que han llevado a las personas a buscar productos más económicos, como en el caso de un alimento que se utiliza en los criaderos de cachama que por ser económico, las personas se lo están comprando a sus gatos, porque tiene alto contenido de pescado, aunque no todos los mininos lo comen.

INESTABILIDAD DEL DOLAR

Por otra parte, Carlos Rodríguez afirmó que el problema también radica en la inestabilidad del dólar, ya que los proveedores exigen divisas y luego él debe vender en bolívares en paquetes de medio kilo para que las personas puedan comprarlo. 

«Aquí llegan muchas personas de la tercera edad a comprar el alimento de sus mascotas y a veces no les alcanza y lo que vendemos es de kilo y medio kilo; por ejemplo, a mi me llegó un saco de alimento que lo pagué en 27$ y debo venderlo en 30$, pero nadie compra un saco, así que debo salir de él, de medio kilo en medio kilo, cuando mi ganancia es muy pequeña», aseveró Rodríguez.

El vendedor afirmó que los que tienen aves prefieren comprar maíz porque el alpiste cuesta 2,50$ el medio kilo y el girasol está en 1,50$ los 250 gramos. Para los gatos hay una marca que cuesta 50 bolívares el kilo y en el caso de los perros hay una promoción de dos kilos por 76 bolívares, que aunque no sean los de mayor calidad, las personas recurren a ellos por mayor economía. 

También te puede interesar: Ventas de comida rápida se alistan para el Día del Padre

«Le he dicho a la gente que no se pongan a criar gatos ni perros, es preferible tener conejos y pollo para podérselos comer después, porque la situación está difícil, le pedimos mucho a Dios para que nos ayude a salir de este atollo», finalizó Rodríguez.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo 

FG