Irán expulsa a dos diplomáticos alemanes por interferir en asuntos internos

La medida responde a una acción similar adoptada por Berlín tras la condena a muerte del ciudadano germano-iraní Jamshid Sharmahd, a quien se acusa de liderar un grupo terrorista, por lo que Irán expulsa a dos diplomáticos alemanes.

Irán expulsa a dos diplomáticos alemanes por interferir en asuntos internos
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania emitió un comunicado tras conocerse la expulsión de dos diplomáticos. Foto cortesía.

El Gobierno de Irán expulsó este miércoles (01.03.2023) a dos diplomáticos alemanes con asiento en Teherán por la presunta interferencia de Alemania en asuntos internos del país asiático. La medida la adoptaron después de que Berlín exigiese la salida de dos diplomáticos iraníes la semana pasada, tras conocerse la sentencia a muerte de un ciudadano germano-iraní.

«Los dos diplomáticos alemanes han sido expulsados como elementos indeseables debido a la irresponsable interferencia de Alemania en los asuntos internos y judiciales de Irán”, indicó en un comunicado el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Naser Kanani. «La República Islámica de Irán responderá decisivamente a las demandas excesivas”, añadió el diplomático.

También te puede interesar: Italia reafirma su política migratoria tras naufragio

Irregularidades luego de que Irán expulsa a dos diplomáticos alemanes

Según informaciones de la sección alemana de la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI), Sharmahd se crió en Alemania y lo secuestraron los servicios secretos iraníes en Dubái en 2020. Berlín afirmó que Sharmahd no pudo elegir a su propio abogado, equiparó el proceso público al que al que lo sometieron a una «condena por adelantado” y exigió al país persa que retirara la condena a muerte. Por eso Irán expulsa a dos diplomáticos alemanes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania emitió un comunicado tras conocerse la expulsión de dos diplomáticos, señalando que se trataba de un acto «previsible”, pero en modo alguno «justificable”. Además, consideró que la reacción de Irán fue «arbitraria”, y alude al buen trabajo que realizaban sus dos empleados en Teherán «pese a las dificultades existentes».

elsiglo/Información EFE