Educadores de seis municipios tomaron la Encrucijada

Educadores activos y jubilados de al menos seis localidades del estado Aragua, se concentraron en la mañana de este viernes en la Encrucijada de Turmero, municipio Santiago Mariño, con la finalidad de alzar nuevamente su voz en protesta por mejoras salariales y respeto a sus derechos laborales.

Educadores de seis municipios tomaron la Encrucijada
El tricolor decoró la redoma de la Encrucijada


La concentración que fue convocada para las 9:00 am, contó la participación de decenas de personas, quienes con pitos, pancartas y cánticos pedían al Gobierno nacional y las autoridades de educación que consideren mejorar inmediatamente los sueldos para así acabar con la agonía de percibir «miserables salarios» que no cubren sus necesidades básicas.


En este sentido, Arnaldo Romero, profesor activo de la parroquia Villa de Cura, municipio Zamora, resaltó que esto forma parte de la serie de protestas que ha realizado el Magisterio desde el pasado 9 de enero, «exigiéndole al patrono Estado que respete el artículo 91 de la Constitución, donde expresa la necesidad de un salario digno».

Educadores en la Encrucijada


El dirigente gremial también puntualizó que desde hace unos años, los profesionales de la educación no cuentan con servicios funerarios, HCM y una serie de beneficios contemplados en las contrataciones colectivas. «El Gobierno nos las debe», precisó Romero.


El profesor añadió que por tal motivo, decenas de docentes de Santiago Mariño, José Ángel Lamas, Sucre, Zamora, Revenga y Bolívar se sumaron a esta manifestación pacífica donde reinó el sonido de los pitos y bocinas de conductores que transitaban por esa zona apoyando a los educadores.

Educadores jubilados


En esta concentración también se hizo escuchar la voz de los jubilados de la educación, quienes ven con preocupación la falta de acuerdos para mejoras laborales.

Docentes siguen en pie de lucha


Ramón Astudillo, miembro del Colegio de Profesores de Venezuela, hizo un llamado a las autoridades de Venezuela en nombre de los jubilados de Aragua, para que «de una vez por todas firmen la contratación colectiva».


«Nos tienen en la miseria, en el abandono. Es por eso que el docente tanto activo como jubilado, seguiremos en la calle, aún en Carnaval para exigir nuestros derechos, nuestras reivindicaciones que nos han robado» expresó.


Astudillo reiteró que los 130 bolívares de salario integral y un poquito más que puede ganar el docente, va en contra de los derechos humanos de ellos. «No les alcanza para ir al colegio. Los educadores también tienen hijos, los educadores también tienen familia, por eso decimos, seguiremos en pie de lucha siempre, de rodillas nunca», concluyó.


Del mismo modo opinó Rafael Castro, miembro de la Asociación de Educadores Jubilados del estado Aragua, que aparte de la precariedad salarial, hay dirigentes que pretenden vender el contrato colectivo.


Aquí está la demostración de todos los municipios de la entidad, la conformación de las bases municipales, y no vamos a aceptar ningún retroceso en las reivindicaciones que hemos luchado y que nos han arrebatado», comentó.

Sistema educativo de Venezuela


El jubilado agregó que con estas medidas están destruyendo todo el sistema educativo de Venezuela, y que este debe ser el mensaje de conciencia que deben tener los docentes y hasta las mismas autoridades gubernamentales.

Luis Escalona, presidente de la Asociación de Profesores de la UPEL- El Mácaro


Por último, Luis Escalona, presidente de la Asociación de Profesores de la UPEL (Aproupel) El Mácaro, manifestó que nuevamente los educadores aragüeños y venezolanos están dando la cara organizados pacíficamente para expresar sus inquietudes y exigir mejoras salariales.


«Hacemos un llamado a ti que no has venido a protestar, a ti maestro que todavía te sientes cautivo dentro de la escuela. Este es el auténtico mecanismo de lucha, todos unidos por una sola causa, hoy más que nunca te necesitamos. Seguiremos en la calle», sentenció.

LINO HIDALGO | elsiglo