Transporte público al ralentí en Francia por la huelga sobre las pensiones

El transporte público funciona al ralentí este jueves en Francia, con poquísimos trenes y muchas dificultades para moverse en las grandes ciudades a causa de la jornada de huelga contra la reforma de las pensiones, que también está teniendo un fuerte impacto en el sector de la energía o en la educación.

Transporte público al ralentí en Francia por la huelga sobre las pensiones-elsiglo.com.ve
FOTO CORTESÍA

Transporte público

Las estaciones del país presentan un aspecto totalmente anormal con muy pocos viajeros, después de que la compañía ferroviaria SNCF hubiera advertido de que sólo iban a circular el 10 % de los trenes regionales, entre una tercera parte y una quinta parte de los trenes de alta velocidad (TGV) y ninguno de los otros trenes de largo recorrido.

No hay servicio en la línea París-Barcelona, mientras la situación es casi normal en los Eurostar de París a Londres y en los Thalys de París a Bruselas, Ámsterdam y Colonia.

En la región de París, donde el transporte público es todavía más importante que en el resto del país, sólo circula un tercio de las dos grandes líneas de trenes de cercanías (RER A y RER B) y un 10 % del resto, mientras en el metro sólo funcionan con normalidad las dos líneas automáticas, la 1 y la 14, pero incluso éstas tienen algunas estaciones cerradas.

Por su parte, las compañías aéreas que operan en el aeropuerto parisino de Orly han tenido que reducir en un 20 % su programa de vuelos por el paro de controladores aéreos.

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha indicado que los paros en la energía se han traducido esta mañana en una reducción de más de 7.000 megavatios en la producción, pero «sin ningún impacto para los usuarios».

Otros sectores afectados

Ese mismo sindicato, el segundo del país, pero el más importante en el sector de la energía, ha precisado que en el gigante petrolero TotalEnergies el porcentaje de huelguistas se sitúa entre el 70 % y el 100 % en las refinerías, en las que ya se han anunciado nuevos paros en las próximas semanas que hacen temer problemas de desabastecimiento de carburante.

Tambien te puede interesar: Francia Insumisa convoca a protestas por reforma de las jubilaciones

En la educación, el sindicato Snuipp-FSU ha previsto que un 70 % de los profesores de primaria van a hacer huelga.

Los paros afectan también a los medios públicos de comunicación, y eso se nota, por ejemplo, en la programación de emisoras como France Inter o France Info, que están interrumpiendo sus programas habituales para ocupar el tiempo con música.

El eje central de la reforma de las pensiones del Gobierno de Emmanuel Macron es retrasar la edad mínima de jubilación de los 62 años actualmente a 64 y de acelerar el aumento, hasta 43 años, del periodo de cotización necesario para obtener una pensión completa.

elsiglo/Información EFE