Producción brasileña de café crecerá un 7,9 % en 2023, según el Gobierno

65

La producción brasileña de café subirá un 7,9 % en 2023 frente a 2022, hasta alcanzar un volumen de 54,94 millones de sacos de 60 kilos del grano, según la primera proyección del Gobierno para la cosecha de este año, divulgada este jueves.

Producción brasileña de café crecerá un 7,9 % en 2023, según el Gobierno-elsiglo.com.ve
FOTO CORTESÍA

Producción brasileña de café

La cosecha cafetera, que cerró 2022 con un volumen de 50,9 millones de sacos, se verá favorecida por el aumento de la productividad, a pesar de tratarse de un año de “bienalidad negativa”, según señaló la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab).

El área destinada a la caficultura en 2023 se estima que llegará hasta las 2,26 millones de hectáreas en Brasil, mayor productor mundial de café, seguido de Vietnam y Colombia, lo que significa un incremento del 0,8 % frente al año pasado.

“En las últimas cosechas, la estabilidad del área se ha visto contrarrestada por ganancias de productividad, representadas por el cambio tecnológico observado en la producción de café en el país”, señaló el presidente de la Conab, Guilherme Ribeiro, en una nota.

En este contexto, Brasil espera aumentar un 14,4 % la producción del café tipo arábiga este año, hasta los 37,43 millones de sacos, pero proyecta una caída del 3,8 % del robusta (17,51 millones), después de registrar una cosecha récord en 2022.

Según la Conab, ese descenso en la producción del tipo robusta se debe a efectos climáticos adversos registrados en Espírito Santo (sureste), principal estado brasileño productor de la especie, lo que “impactó fuertemente los cultivos en las fases iniciales del ciclo”.

Por otro lado, Brasil, igualmente el mayor abastecedor mundial, exportó 39,8 millones de sacos de 60 kilos de café en 2022, equivalente a una caída del 6,3 % en comparación con el año anterior.

Tambien te puede interesar: Impacto de heladas de semana pasada en café de Brasil fue menor al previsto

Efectos climáticos

Ese descenso se produjo como consecuencia de la caída del tipo de cambio, pues el interés por exportar perdió fuerza con un real más fuerte frente al dólar, y de la reducción de la oferta interna por problemas climáticos.

“La restricción de las reservas estuvo influenciada por condiciones climáticas adversas que limitaron la producción de café arábiga en 2021 y 2022, e inhibió las exportaciones de café en 2022”, apuntó la Conab.

Con todo, el café brasileño fue exportado a 145 países en 2022, siendo Estados Unidos y Alemania los principales destinos.

elsiglo/Información EFE