El influencer británico-americano Andrew Tate sigue en prisión

84

El influencer británico-americano Andrew Tate, que está detenido en Rumanía por un presunto delito de tráfico de personas relacionado con un negocio de webcam para adultos, seguirá en prisión preventiva tras rechazar hoy la justicia rumana un recurso en el que pedía ser liberado.

El influencer británico-americano Andrew Tate sigue en prisión desde que fue detenido el pasado 30 de diciembre a las afueras de Bucarest
Andrew Tate fue detenido en Bucarest

El influencer Andrew Tate


En la decisión, recogida por medios rumanos, el Tribunal de Apelación de Bucarest “rechaza por infundado” el recurso de Tate y de los otros tres acusados en este caso, por lo que los sospechosos seguirán cumpliendo los 30 días de arresto preventivo que dictó para ellos la justicia el pasado 31 de diciembre.


“Estoy muy decepcionado; la medida me parece excesiva”, ha afirmado el abogado de Tate, Eugen Vidineac, al diario rumano Gandul.
El fallo del tribunal hará que Tate y su hermano Tristan y sus dos supuestas cómplices permanezcan entre rejas mientras la fiscalía prepara el caso para el juicio.


Tate, de 36 años, es detenido el pasado 30 de diciembre en una mansión de las afueras de Bucarest junto con Tristan y dos mujeres de origen rumano a las que la fiscalía acusa de ayudarles a reclutar chicas a las que después habrían obligado a trabajar en un negocio de contenidos eróticos por internet.

Supuestas víctimas


Una de las supuestas víctimas denuncia también haber sido violada dos veces durante su estancia en la mansión de Tate, en la que, según medios rumanos, las chicas eran obligadas a permanecer y en la que se encontraba el estudio de grabación para el servicio de webcam.
Conocido por el contenido soez y misógino de sus “streamings”, Tate fue, como su hermano, campeón internacional de kickboxing y tiene millones de seguidores en internet, donde transmite mensajes contra el “sistema” y la corrección política.

También te puede interesar: Detienen al influencer Andrew Tate por presunto tráfico de personas


El influencer se ha convertido al Islam, credo que considera “la última religión verdadera”, y acudió a la vista de hoy portando un Corán en sus manos. Tate llegó al tribunal esposado a su hermano, mientras que sus dos supuestas cómplices iban esposadas la una a la otra.


El caso Tate ha despertado gran expectación mediática en todo el mundo. Los periódicos y tabloides británicos siguen el caso con todo lujo de detalles y han enviado periodistas a Bucarest a cubrir la vista del martes en el Tribunal de Apelación de la capital rumana.

Fuente: EFE