Hungría no apoya la entrada de Kosovo en el Consejo de Europa

76

Hungría no apoya la integración de Kosovo en el Consejo de Europa, un organismo paneuropeo de derechos humanos con sede en París, dijo este martes el ministro de Exteriores húngaro, Péter Szijjártó.

Hungría no apoya la entrada de Kosovo en el Consejo de Europa donde la seguridad es muy frágil y las relaciones son tensas
FOTO CORTESIA

Hungría no apoya entrada de Kosovo

El jefe de la diplomacia húngara justificó la posición de su país en una rueda de prensa asegurando que Kosovo debería buscar un arreglo con Serbia antes de demandar entrar en organismos internacionales.

“Si la integración de Kosovo a estructuras europeas llegase antes de que se de un compromiso, pondría en peligro los mismos acuerdos (sobre Kosovo)”, explicó Szijjártó a la prensa tras un encuentro con su homólogo serbio, Ivica Dacic.

También te puede interesar: Consejo de Europa recomienda incrementar protección de mujeres migrantes

“Por eso, en una eventual votación, Hungría votará en contra de la integración de Kosovo en el Consejo de Europa”, enfatizó el líder de la diplomacia de Hungría, un país que en marzo de 2008 reconoció la independencia del país balcánico.

Verdadero diálogo

Según el ministro, debe haber un “verdadero diálogo” entre Serbia y Kosovo, para lograr la paz entre los dos países, cuya relación bilateral es muy tensa.

La presidenta de Hungría, Katalin Novák, destacó recientemente en Pristina, donde se entrevistó con su homóloga, Vjosa Osmani, el apoyo húngaro a “la integración de los países de los Balcanes Occidentales en la Unión Europea (UE), incluida la integración europea de Kosovo”.

Serbia y Kosovo, región autónoma en la antigua Yugoslavia que ha sido reconocido como país independiente por un centenar de países, incluidos la mayoría de los occidentales, mantienen desde 2011 unas difíciles negociaciones bajo patrocinio de la UE sobre la normalización de sus relaciones.

Seguridad frágil

En Kosovo, la situación de la seguridad es muy frágil y las relaciones entre la mayoría albanesa y la minoría serbia son tensas.

El mes pasado en el norte del país los serbios locales mantuvieron durante casi tres semanas un bloqueo del tráfico por considerar que las autoridades de Kosovo restringen sus derechos.

Hungría participa en la misión de la Fuerza Internacional de Seguridad para Kosovo (KFOR) con casi 400 soldados.

Los primer ministros de Hungría y Serbia, Viktor Orbán y Alaxandar Vucic, mantienen una buena relación y comparten ideas, como el rechazo de la inmigración.

Fuente:EFE