Homicidas de comerciante se identificaron como policías

Momentos de terror vivió la familia Colina Contreras durante la madrugada del domingo 8 de enero en la calle Aníbal Hernández del sector 1 de San Joaquín de Turmero del municipio Santiago Mariño del estado Aragua, cuando se presentaron dos individuos sembrando el miedo e identificándose además como presuntos funcionarios de un organismo policial de la región.

Momentos de terror vivió la familia Colina Contreras durante la madrugada del domingo 8 de enero en la calle Aníbal Hernández del sector 1 de San Joaquín de Turmero del municipio Santiago Mariño del estado Aragua, cuando se presentaron dos individuos sembrando el miedo e identificándose además como presuntos funcionarios de un organismo policial de la región. - https://elsiglo.com.ve/
Néstor Anselmo Colina, muerto a tiros


De acuerdo con el relato de la familia de Néstor Anselmo Colina, víctima de los delincuentes, los sujetos se presentaron a la residencia a eso de las 3:00 de la madrugada del domingo y tocaron la puerta bruscamente.


La dueña del inmueble se levantó sobresaltada producto de la acción de los individuos y se dirigió a la ventana para cerciorarse quien había tocado la puerta. Cuando se asomó, la ciudadana fue encañonada violentamente a la altura de la frente, y en ese momento los individuos le manifestaron en repetidas ocasiones que eran policías.


«Como eran funcionarios y se les debe respeto, yo procedí a abrirles la puerta y de inmediato me preguntaron con quién más vivía. Lo expresaron varias veces en un tono de groserías y ante su insistencia, les respondí con mi hijo», agregó.


«Mi hijo vive en el anexo de la casa», dijo la señora que no quiso identificarse, e inmediatamente los presuntos policías se dirigieron a ese lugar. De ahí lo sacaron hacia las afueras de la habitación. Pero antes revisaron todos los cuartos de la vivienda.


Los hombres le indicaban a Néstor que se fuera con ellos por las buenas y éste se resistió. En medio de la violencia, el joven de 28 años de edad, se aferró a la reja de la puerta.


Se produjo un forcejeó entre ellos y es allí cuando logró ingresar a la sala de la vivienda de su progenitora. Frente a la señora, los individuos descargaron la pistola en repetidas ocasiones contra la humanidad del comerciante.

huyeron del sitio


Una vez ejecutado el acto sangriento, los hampones huyeron del sitio, mientras que Colina Contreras agonizaba tendido en la sala. Al observar que el muchacho aún tenía signos vitales, su pareja, madre de sus tres hijos menores de edad, salió corriendo a la calle a pedir ayuda, pero nadie socorrió el herido, según el relato de la familia de la víctima.


Transcurrida una hora, el ciudadano dejó de existir. Néstor Colina murió desangrado y lamentablemente nadie se comportó solidario con la familia, expresaron los declarantes. Tampoco funcionaron los organismos de emergencia.


«Hoy le correspondió vivir esa tragedia a la familia Colina y uno no sabe cuando le toca el turno. Las malas acciones se devuelven en la vida», señalaron algunos allegados.


Horas más tarde se presentaron las comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, levantando el cuerpo para ser trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar e iniciar las averiguaciones del caso.


Los sabuesos citaron a declarar a las personas alojadas en la vivienda, pero ellas alegaron que no lograron visualizar el rostro de los asesinos, pues los hechos ocurrieron muy rápido y la situación en ese momento era desesperante.

También te puede interesar: Localizaron muerto a exalcalde de Tinaquillo


Por otro lado, vale indicar que el móvil del homicidio no está claro. Hay muchas versiones y corresponde a los investigadores del Cicpc determinar que pasó allí ¿Porqué tanto ensañamiento con el joven? ¿Cuál era su objetivo de llevárselo a la fuerza? Sería que tenía cuentas pendientes con alguien o una deuda. Interrogantes que por el momento no tendrán respuestas.

LUIS ANTONIOQUINTERO | elsiglo