Obreros del urbanismo Antonio Ricaurte protestaron por falta de pago

Con la finalidad de obtener repuestas en cuanto al pago correspondiente a varias semanas de trabajo, obreros del urbanismo Antonio Ricaurte ubicado en el sector 7 de Caña de Azúcar, han realizado manifestaciones pacíficas, obteniendo como única respuesta, el desalojo de las instalaciones por parte de funcionarios del grupo antimotines de la Policía Nacional Bolivariana.

Obreros del urbanismo Antonio Ricaurte ubicado en el sector 7 de Caña de Azúcar protestaron por falta de pago.
Obreros de la construcción protestaron este lunes para exigir pagos atrasados

Obreros del urbanismo Antonio Ricaurte

Alrededor de 300 trabajadores, responsables de la construcción de tres de los módulos del organismo, siguen esperando a que les cancelen 3, 4 y hasta 5 semanas de trabajo, considerando además que esta situación arruinó las fiestas decembrinas para sus familiares.

“Hoy vinimos aquí a exigir nuestro pago y las autoridades vinieron a desalojarnos para que no hagamos presión, nosotros no quemamos cauchos, no hubo ningún tipo de agresión física, quizás por la euforia algunos levantaron la voz, pero no es motivo suficiente para que nos desalojen de esta manera, nosotros estamos exigiendo lo que nos corresponde, que es nuestro pago”, explicó Carlos Piña, uno de los trabajadores perjudicados.

Asimismo, relató que vienen protestando desde el viernes en la noche, cuando incluso tuvimos el apoyo de unos funcionarios antimotín, quienes resguardaron a los obreros, sin embargo, para el día lunes se presentaron antimotines, esta vez de la PNB, quienes no les permitieron tener contacto directo con los representantes de las distintas empresas que llevan a cabo esta importante obra.

“El jefe de la empresa en la que yo trabajo nos ha dicho que no hay dinero y a mí una torre me debe 370 dólares, y en otra me deben 450 dólares, y cabe destacar que son dos empresas diferentes y las dos tienen el mismo conflicto de pago y no nos dicen con certeza cuándo nos van a pagar”, afirmó Piña.

Carlos Piña

En este sentido, el trabajador aseguró que de no obtener respuestas tratarán de detener la obra, para llamar la atención de los altos mandos, es decir, el presidente Nicolás Maduro y el ministro del Poder Popular para el Hábitat y Vivienda, Ildemaro Villarrroel.

Tambien te puede interesar: Obreros despedidos del urbanismo Antonio Ricaurte exigen sus derechos

Por su parte, Carlos Campos comentó que ya han tenido la oportunidad de conversar con el ministro Villarroel y les ha dicho que ya se han bajado los recursos, “a mí me deben 480 dólares y estoy reclamando mis derechos como obrero y como venezolano y con tantas preocupaciones ya he tenido dificultades de salud”.

Carlos Campos

“He tenido la oportunidad de hablar con las ingenieros allá y lo único que he conseguido es que me saquen de la construcción, gracias a Dios cuento con el apoyo económico de mi esposa para que me ayude a sostener la casa, pero yo necesito mi dinero”, continuó Campos.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo