El Niño Jesús sigue llegando a los hogares

La masa no está pa`bollo; hay que arroparse hasta donde alcance la cobija. El llanero no se baja del caballo a mitad del río; estos son algunos de los refranes que enfatizan en muchos de los casos, aquellos que están tras bastidores para garantizar que el Niño Jesús llegue a los hogares aragüeños.

El Niño Jesús sigue llegando a los hogares - elsiglo.com.ve
Los colaboradores del Niño Dios comparan precios en centros comerciales y tiendas

Y cuando ahora vamos rumbo al Año Nuevo, muchos padres siguen resolviendo el «Niño Jesús» de sus hijos de forma progresiva, pues no todo el mundo pudo resolver antes del 24.

«La tradición hay que mantenerla», es la frase más escuchada. Y quienes la utilizan no lo hacen por salir del paso, porque a más de uno se le hace un nudo en la garganta, en virtud, de que sus posibilidades económicamente hablando, no son iguales a otros tiempos, «cuando éramos ricos y no los sabíamos».

A base de sacrificios y esfuerzos los que empujan al Niño Jesús lograron cumplir con los objetivos, seguramente algunos con más posibilidades que otros, pero el fin es el mismo, que los pequeños de la casa disfruten del advenimiento del Salvador del Mundo.

Las carticas, unas de planas cortas y otras con una larga lista de peticiones, fueron encabezadas por un «Querido Niño Jesús, espero estés bien. Este año me he portado bien, por lo que espero me traigas lo que he soñado durante todo este tiempo…». Pero para hacer esos sueños realidad, muchos padres todavía están comprando los regalitos.

Sin importar que van retrasados, los padres buscan juguetes de buena calidad, pero que no golpeen tanto los bolsillos de los hacedores de sueños. Entre el dilema de conseguir el regalo perfecto, los colaboradores del Niño Jesús caminan de un lado a otro. Preguntan, conversan y comparan, y si es el negocio adecuado, cierran de inmediato la transacción. Cuesta arriba se le hace a aquellos que deben «averiguar» por más de un regalo, no por petición, sino por la cantidad de hijos, nietos, sobrinos.

De acuerdo a un balance realizado en el Centro de Maracay, los juguetes más vendidos y requeridos fueron las muñecas, las pistas de carritos, las bicicletas y monopatines.

Las Barbie, denominadas en el mercado TripleA, en promedio, tienen diferentes valores, que oscilan entre 20 y 30 dólares, dependiendo de la cantidad de accesorios y complementos que acompañen al personaje; esta muñeca original tiene un valor de 100 a 120 «verdes».

Las cocinitas infantiles tienen un costo de 100 y 190 dólares, mientras que las figuras de acción alegóricas a los superhéroes a partir de 20 dólares (de acuerdo al tamaño); los coches varían en precios, así como balones, pelotas, bates y guantes.

REACCIONES

Pedro Rivera: «El Niño Jesús es una tradición que no debe faltar en los hogares. Se hace el esfuerzo, es una ilusión que no se puede apagar, todos pasamos por esa ilusión. Sabemos que la situación económica está difícil, pero hay que hacer el esfuerzo. Es una tradición y tenemos que continuar con ella»

El Niño Jesús sigue llegando a los hogares - elsiglo.com.ve
Pedro Rivera

Silvio Barrios: «Vengo de Los Teques a comprar regalos en Maracay; afortunadamente conseguimos buenos precios y ya nos vamos cargados, claro, no son muchos, pero hicimos el esfuerzo para todos los niños. Debemos continuar con esta tradición, así como lo hicieron nuestros padres, nosotros lo hacemos con los hijos»

El Niño Jesús sigue llegando a los hogares - elsiglo.com.ve 3
Silvio Barrios

Nelys García: «Realmente todo está caro, el dinero no alcanza, hasta en 80 dólares cuesta el juguete más barato. Es bastante difícil este año para que el Niño Dios cumpla con lo solicitado, lo bueno es que los muchachos comprenden; pero de seguro recibirán sus regalos»

El Niño Jesús sigue llegando a los hogares - elsiglo.com.ve 4
Nelys García

Te recomendamos: Abuelos del Club Estilo de Vida Saludable piden al Niño Jesús una sede

Luis Pérez: «La cosa está ruda, bastante cuesta arriba, pero no pueden faltar los regalos porque eso es una tradición. Trato de hacer lo posible por mantenerla; en mi caso tengo cuatro Niños Jesús y cada quien solicitó lo suyo, como, Patines ($70), Carro superoruga ($110), Cocina ($150) y Tamborcitos ($10). Afortunadamente conseguimos todo, ahora estamos empeñados en los estrenos»

El Niño Jesús sigue llegando a los hogares - elsiglo.com.ve 5
Luis Pérez

HBRI. | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA