Realizan vendimia para construir salones en la UEN Mary Díaz de España

Directivos, personal docente, administrativo, obrero y representantes de la UEN Mary Díaz de España, tomaron la plaza España del sector Campo Alegre, con la finalidad de realizar una vendimia para recaudar fondos para culminar la construcción de dicha institución, la cual lleva 16 años esperando a ser culminada.

Personal y representantes de la UEN Mary Díaz de España realizan vendimia

Ana Báez, directora del plantel, aseguró que esta actividad en la que también se realizaron las muestras de los trabajos realizados por los estudiantes, tiene como objetivo construir prioritariamente dos salones de clases para eliminar así el «horario mosaico» con el que vienen trabajando por la falta de espacios.

«Cada sección puede ver clases dos días a la semana solamente, lo cual restringe un poco la educación que ellos se merecen, lo que ocasionó que nuestra matrícula bajara a 360 estudiantes de los 415 que teníamos, colapsando a los planteles más cercanos, los cuales deben tener más de 40 alumnos por sección», informó la directora.

Para lograr el objetivo necesitan comprar materiales de construcción como arena, bloques y las láminas para el techado, por lo cual, Báez hace un llamado a las autoridades gubernamentales a que los apoyen, ya que las Bricomiles han permanecido ausentes.

Sobre este tema, Yusmira Seijas, docente del plantel, aseguró que se han hecho diversas denuncias que no han sido atendidas. «Vino una comisión de Caracas, pero hasta ahí llegó, no profundizaron más y ya vamos a cumplir 16 años desde que la escuela quedó a medias», afirmó.

Es por esta razón que la maestra decidió acompañar a sus colegas para vender a las afueras de la institución el plato navideño, dulcería y otros productos para los cuales los padres y representantes también colaboraron. «Sin embargo tenemos otras estrategias para recaudar fondos, como la creación de una mini cantina en la institución, rifas, bingos y todas las ideas que se nos vayan presentando, todo con la finalidad de lograr el objetivo», añadió.

16 AÑOS DE ESPERA

Por su parte, Hiosira Rojas, otra de las maestras de primaria, relató toda la travesía de los trabajadores del plantel desde el año 2006 cuando la escuela fue derrumbada e iniciaron una nueva construcción que quedó a medias. «Eso ha hecho que nosotros como docentes estemos en distintos espacios de la comunidad para dar clases; también la Fundación del Niño nos cedió un espacio por alrededor de 8 años, pero ya nos pidieron desalojo y por eso tomamos esta iniciativa, porque no podemos seguir así, afirmó la docente.

Rojas aclaró además que en esta unidad educativa, estudian niños desde preescolar hasta sexto grado y la construcción más urgente es la de las aulas de cuarto, quinto y sexto grado, además de esto tienen sólo 3 baños en todo el plantel y una cocina improvisada con latas de zinc.

Sandra Carvajal, una de las representantes presentes, sigue apoyando a esta institución a pesar de las problemáticas que se están presentando.»Es muy buena escuela, mis hijos estudiaron aquí y ahora mis nietos, pero ya no tiene la capacidad de recibir a tantos niños porque el gobierno no los ayuda», señaló.

Asimismo hizo mención a que en una oportunidad hubo la intención de culminar el trabajo, pero los responsables de esa obra abandonaron la construcción. «En una oportunidad trajeron unos materiales y eso se perdió, sólo echaron un piso y pusieron unas bases y más nada, no han traído ni los bloques ni el techo, así que ahora tomamos la decisión de comprarlos nosotros mismos, ya que los entes competentes han demostrado que no les interesa», concluyó Carvajal.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA