Pereció en el HCM joven arrollado en Valle Abajo

139

Un joven que fue arrollado el pasado domingo en horas de la noche, en el sector Valle Abajo, parroquia Pedro Arévalo Aponte, en el municipio Mariño del estado Aragua, murió el lunes por complicaciones en el Hospital Central de Maracay, informaron voceros de seguridad vial y Tránsito Terrestre de la PNB en la región.

Pereció en el HCM joven arrollado en Valle Abajo - elsiglo.com.ve
Paúl Gregory González Muñoz, muerto

De acuerdo al reporte del incidente vial, la victima quedó identificada como Paúl Gregory González Muñoz, de 19 años de edad, con residencia en Rosario de Paya, jurisdicción de la parroquia mencionada.

Indicaron, considerando los testimonios de familiares y amigos, que el muchacho se había desplazado hasta el sitio donde se programó el encendido de luces navideñas en el municipio Mariño.

Precisaron, que Paúl Gregory se trasladó hasta el sitio, acompañado de conocidos. “Él se fue contento, con sus audífonos, pero nunca, nadie pensó, lo que pasaría más tarde”, manifestaron los familiares del joven a las autoridades de Tránsito Terrestre.

Después de las 10:00 de la noche, González Muñoz y compañía decidieron regresar a su sector. Ya el bullicio de la fiesta prenavideña era menor, por lo que el joven decidió colocarse nuevamente sus audífonos mientras caminaban.

El recorrido era de gozo entre las personas que iban con destino a Paya. Paúl estaba delante de los demás, aislado, gracias a la amplificación de las vibraciones sonoras que sólo él estaba disfrutando.

Pese a que no escuchaba el ruido del ambiente, estaba pendiente visualmente de lo que estaba ocurriendo, por ello, realizaba sus paradas cuando llegaba a un semáforo o esquina. Miraba, y si no había unidad vehicular que transitara por el lugar, seguía caminando.

Lamentablemente, en un semáforo, el conductor de un carro pequeño no respetó la luz roja y cuando el joven ya cruzaba el paso peatonal, lo arrolló.

El momento fue de mucho desconsuelo para los acompañantes del muchacho; ninguno se explicaba lo que había sucedido.

Rápidamente alguien avisó a las autoridades policiales, por lo que se hicieron presentes en el lugar. Igual lo hicieron efectivos de Protección Civil Mariño, quienes prestaron apoyo, trasladando al malherido hasta el Ambulatorio de Turmero.

Ante la seriedad de las lesiones, los médicos que lo atendieron, decidieron remitirlo al HCM, donde recibió toda la atención debida; su cuadro clínico no era alentador, que según diagnóstico, presentaba traumatismo craneoencefálico y politraumatismo generalizado.

“Los médicos del Hospital de Maracay han hecho todo lo posible para mantenerlo con vida, pero su estado es bastante complicado”, precisarían en el HCM sus familiares, a medida que llegaban otros parientes para conocer de la salud de Paúl.

En la mañana de este lunes, la víctima del arrollamiento pereció, provocando mucho pesar entre los suyos; “era muy joven, tenía un mundo por delante”, comentaban sus seres queridos más cercanos.

El cadáver fue trasladado a la morgue de Caña de Azúcar, en el municipio Mario Briceño Iragorry para la autopsia de ley; en el lugar se encontraba la madre de la víctima y sus hermanas, quienes esperaban la entrega del cuerpo para darle cristiana sepultura.

Sobre el conductor causante de este hecho, las autoridades realizan las averiguaciones respectivas; por testimonios de algunos testigos, están hilvanando las investigaciones para confirmar las características del vehículo.

Te recomendamos: Trabajador lesionado en choque de dos vehículos murió en el HCM

El hecho de darse a la fuga, representa un atenuante que la ley venezolana debe hacer pagar con todo el peso de la ley a los conductores que incurren en este tipo de situaciones, muchas veces consideradas como homicidios.

HBRI. | elsiglo