Lluvias causaron estragos en la calle El Canal

192

Luego del torrencial aguacero acaecido la tarde de este sábado, los vecinos de la calle El Canal Río Güey, del sector 23 de Enero con Av. Constitución quedaron en una situación crítica debido a la erosión del suelo que dejó expuesta la tubería matriz de aguas blancas y la red eléctrica a punto de ceder por la inclinación de uno de los postes que en cualquier momento puede traer abajo todo el cableado.

Tubería rota en el canal del río Güey genera preocupación entre los vecinos

“Una tubería se rompió y se está botando el agua, y hay cinco postes que están en riesgo de caerse, a lo que caiga el primero, los demás también se vendrán abajo, porque desde el muro de contención hasta la calle se vino toda la tierra y sigue socavando, ya debajo del asfalto lo que hay es un hueco profundo”, explicó Jesús Rodríguez, habitante del sector.

Asimismo, comentó que este lunes la asociación de vecinos empezaron a realizar los reportes pertinente, pero hasta los momentos no han tenido respuestas, lo que les genera preocupación por los daños mayores que podría ocasionar esta situación.

Y esta es precisamente la angustia de Henry Torres, otro de los vecinos y comerciante de la zona. “Esto puede ocasionar daños mayores porque en cualquier momento vamos a quedar sin energía eléctrica y en el peor de los casos pueden caer los postes con los cables sobre alguna vivienda, esta es una situación de mucho riesgo”, insistió.

También te puede interesar: Se abrió enorme hueco en Piñonal

“Esperamos que los organismos competentes tomen cartas en el asunto y se abocan a darle solución a este problema, porque el desprendimiento de los bordes del canal provocó que un tubo se rompiera y se está derramando el vital líquido que nos hace tanta falta a nosotros en la comunidad”, añadió Torres.

Además de esto, el comerciante hizo un llamado a la conciencia ya que muchas personas de la comunidad o de zonas aledañas, lanzan basura hacia el canal, además de esto, las personas en condición de calle, rompen las bolsas y contribuyen a que la basura se siga esparciendo.

CHIQUINQUIRÁ RIVERO | elsiglo