Historiadores ven la necesidad de rescatar la memoria histórica de Turmero

186

Turmero es una ciudad que ha sido sede de hechos históricos tanto para Aragua como en Venezuela, en donde su gente trabajadora y con pensamientos firmes, están llenos de virtud y grandes ingenios.

Historiadores ven la necesidad de rescatar la memoria histórica de Turmero a  402 años de fundación como parroquia eclesiástica
Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria celebra sus 402 años de fundación


Estas tierras de los valles de Aragua, vio el desfilar por sus carreteras, la campaña épica de Simón Bolívar “El Libertador”, por Samán de Güere tras el triunfo en la Batalla de Carabobo en julio de 1821; entre otros personajes que hicieron famoso a esta localidad de renombre.

Como es el caso de los hermanos Andrés y Alfonso Pacheco Miranda, figuras que contribuyeron en la formación de esta localidad, entre muchos otros.


Hoy domingo celebra a lo grande sus 402 años de fundación como parroquia eclesiástica, y esta importante jurisdicción de la entidad ha sido cuna de grandes hombres y mujeres que han contribuido con el desarrollo humano, científico, económico y social de una localidad que también lucha para preservar sus recuerdos intactos.


En este sentido, el historiador Martín Blanco relató que Turmero y el municipio Santiago Mariño han ofrecido gente buena para Venezuela y el mundo. Sin embargo, ve con necesidad que esas historias y anécdotas vuelvan a ser plasmadas para que las futuras generaciones las conozcan.


“Tenemos muchos años que no hemos contado la historia de Turmero, y tenemos esa preocupación. Un día que pasa, es un día más de historia”, dijo el historiador.


Dicha inquietud sale a relucir tras el fallecimiento de hombres épicos en la crónica municipal, y que más que hablar de un pasado, hay que buscar dejar escrito el presente para que mañana se sepa qué pasó.


“Desde que han ido falleciendo todas las personas que se han dedicado a la crónica, entiéndase Pedro “Mojito” Bolívar, Francisco Reyes, Carlos Blanco Galeno, también José Torres, y último cronistas de Turmero, ellos han hecho a través del tiempo una paráfrasis de lo que ellos escribieron”, expresó.

EL CLERO COMO FUNDADOR


De acuerdo a lo relatado por Blanco, Turmero se fundó el 27 de noviembre de 1620, luego de que el teniente General Pedro Gutiérrez de Lugo, representante del reino español, junto al presbítero Gabriel Mendoza por parte del clero, empezaran a buscar donde se iba a crear la iglesia, porque en esa época el símbolo de la fundación de un pueblo eran dichas parroquias.


“Buscaron el sitio y se encontraron con lo que era antiguamente lo que es alameda, hoy plaza Santiago Mariño y ubican la iglesia en ese cuadrante”, explicó Blanco.


Ciertamente, antes de la llegada de los colonizadores, existían civilizaciones indígenas, quienes tras ser impuesto a las nuevas doctrinas religiosas y culturales, tuvieron que estar a merced de los europeos.


Por tal motivo, Blanco aseguró que el lugar donde hoy día es la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, estaba rodeada de árboles, idóneos y pensados para ser centros de esparcimiento en el futuro y símbolo de la hegemonía del reino español.

También te puede interesar: Comunidad eclesiástica de Turmero se alista para la Semana Santa


No obstante, puntualizó que las labores para llegar a la fundación no era fácil para los mencionados, quienes habían recibido para los primeros meses del año 1620, la orden del rey de España, Felipe III, la instauración de una iglesia por esos lares.


“Le llama la atención del porque no se ha construido la iglesia de Turmero, para estos encomenderos, ellos sabían que iban a pasar al protectorado de la Iglesia, y quiénes iban a pasar, nuestros indios, que son los originarios”, argumentó.


“Cuando lo amenazan que lo van a excomulgar, es cuando ellos hacen un parapeto de Iglesia para justificar el mandato que hace el rey, y es transmitido por lo que hace el rey”, dijo Blanco.


De allí comenzaron a levantar las primeras edificaciones para instaurar la parroquia, y tras varias modificaciones se construyó la sede eclesiástica de Turmero que hasta le fecha rige en la localidad.

REPRESENTANTES ICÓNICOS


Para el historiador Martín Blanco, son muchas las figuras emblemáticas que destacaron durante los 402 años de esta icónica ciudad, destacando primeramente a Francisco Linares Alcántara, quien fue presidente número 19 que tuvo Venezuela tras la instauración de la República.


“Manuel Cipriano Pérez, un físico, matemático, que trabajó en el ferrocarril de La Guaira hasta Valencia y también de los viejos tenemos a Andrés Pacheco Miranda, Alfredo Pacheco Miranda y Don Pedro Arévalo Aponte”, mencionó.


Sin embargo, habló sobre los hermanos Pacheco, quienes a su concepción contribuyeron enormemente en los avances que Turmero necesitó para tener energía eléctrica y pensamiento crítico sobre la realidad social de la Venezuela del siglo XX.


“Alfredo era un empresario e inclusive que tiene que ver con la iluminación y la llegada de la electricidad a Turmero”, añadió.


Asimismo, Blanco aseguró que gracias a él tuvieron un sistema de acueducto moderno para la época, que conectaba con el dique del río Paya, y que éste al parecer le suministraba agua a toda Turmero y hasta otros distritos de la entidad aragüeña.


“Con la electricidad fue lo mismo, cuando se montaron las primeras lámparas se le daba luz a Cagua y a Santa Cruz”, acotó.

LUCHA PARA REPARTICIÓN DE TIERRAS


En este contexto, Martín Blanco agregó que Alfredo Pacheco Miranda también contribuyó enormemente con la expropiación de tierras de Juan Vicente Gómez en los años 1930, que sirvieron para ser la base de la fundación de lo que hoy en día conocemos como San Joaquín de Turmero, entre otros sectores.


“Alfredo Pacheco era compadre del general Gómez, y luego de su muerte, en ningún momento dudó en solicitar el embargo de los inmuebles para dárselos al pueblo, porque él nunca confundió la amistad con lo que era justo, y en ese momento era justo que el pueblo se le retribuye, lo que se había adquirido en uso del poder”, dijo el historiador.


Asimismo elogió a Andrés Pacheco Miranda, hermano mayor de Alfredo, quien a su juicio fue un escritor turmereño que recopiló vivencias de esa localidad en los años 1920.


“Él escribió ‘Turmero Tierra Mía’, esto es preciso, esto es una joya, esto es algo que tenemos que reeditar”, mencionó.
Afirmó que Andrés murió a los 103 años en plena facultades intelectuales, y aparte del libro mencionado, escribió en diversas revistas internacionales y nacionales.

el historiador Martín Blanco


“Es una persona de pluma muy versátil. El escribió en ‘Turmero Tierra Mía’ esto, ‘No es posible tratar de un pueblo de Venezuela sin referirse a sus costumbres religiosas, arraigadas en él desde su fundación misma. Y si ese pueblo se llama Turmero, la omisión sería falta de verdad y de justicia, en medio del catolicismo que se ha desenvuelto la existencia de mi pueblo, cuál ha sido la devoción cristiana con mis paisanos que han seguido con más firmeza a través de los siglos”, relató.

RESCATAR LA HISTORIA DE TURMERO


Blanco confesó que la historia de Turmero es amplia y extensa, donde aún falta mucho que investigar e indagar para rescatar la memoria colectiva de la población y plasmar esos relatos y vivencias para la posteridad.


“En este momento estamos viviendo una vida rápida, es necesario fijar un criterio histórico y geográfico, porque esto nos va a servir para preservar el patrimonio histórico, nos sirve para definir las zonas turísticas del municipio, nos va a servir para proteger la parte ecológica, la cuenca del río, con todo este fenómeno que se ha presentado a nivel mundial”, añadió.


Ciertamente, informó que está trabajando de la mano con las autoridades municipales en este proyecto, en donde espera reunir a las personas que relatan las anécdotas e historias del municipio.


“Necesitamos tener y fijar un criterio único para poder actuar. Por los momentos el Concejo Municipal está trabajando en el anuario de empleados, porque tenemos que recordar que todos nos vamos a morir”, explicó.

CATÁLOGO PATRIMONIAL MUNICIPAL


Por último, dijo que tiene la propuesta de crear un Catálogo Patrimonial Municipal de Santiago Mariño, asegurando que en la recopilación del Catálogo Nacional, le faltaron muchas cosas. “Por lo menos está Alfonso García Ceballos, considerado como Patrimonio Nacional, pero no está Oswaldo Pérez Liendo, compositor del himno de Santiago Mariño”, explicó.


Sin embargo, agregó que este año el Concejo Municipal creó la orden Oswaldo Pérez Liendo para reconocer a los músicos de la jurisdicción, afirmando que esto es un paso importante para reconocer la trayectoria de este insigne compositor.


Además añadió que no está considerado el poeta José Pérez Ramos, el padre Pedro Moreno, siendo estas cuestiones que se necesitan corregir. “Estamos haciendo una memoria descriptiva para incorporarlo en el Catálogo Municipal”, dijo.


Finalizó expresando estar enamorado de la historia, y que Turmero tiene mucho que contar. “Espero tener más años de vida para seguir contribuyendo con mi pueblo, ya que este es el único que conozco y donde hice mi vida”, sentenció.

LINO HIDALGO | elsiglo