Estudiantes conmemoran su día entre penurias y ganas de salir adelante

70

Cada 21 de noviembre se conmemora en Venezuela el Día del Estudiante, como homenaje a la lucha de los jóvenes de educación media y universitaria contra las medidas unilaterales adoptadas por Marco Pérez Jiménez en 1957.

Alejandra Bottini

Este día fue oficializado a través de la Gaceta N° 25.818, la cual reconoce el protagonismo de la juventud por la gesta cumplida en las universidades, marcando así un antes y un después en la historia del país.

La fecha es propicia para fomentar la solidaridad por la Libertad, la democracia y la paz de la comunidad estudiantil, que día a día se prepara para aportar a la nación su granito de arena en pro de construir la Venezuela soñada.

Es por esto la importancia de los jóvenes en nuestra sociedad. A ellos debemos agradecer la liberación del régimen que nos oprimía para así poder vivir en libertad y plena democracia.

HABLAN LOS ESTUDIANTES

Alejandra Bottini, estudiante universitaria, expresó que el panorama del sector educativo en Venezuela es una situación un poco compleja dado que se debate entre la voluntad del estudiante de continuar formándose y la inestabilidad económica de muchos para costear la educación privada.

Sebastián Anselmi

“Lo poco que se puede avanzar es gracias a la autogestión de los propios estudiantes y demás actores que intervienen como docentes, personal obrero y administrativo, pero no deja de ser el estudiante el motor”, dijo.

Asimismo, destacó que la educación venezolana es un tema fundamental para esa generación que se está formando en este momento pueda aportar al desarrollo del país en tiempos tan precarios.

Abril Montenegro

“Un ciudadano con conocimiento sabe lo que quiere y sabe como sumar a través de lo que sabe hacer. Celebro que pese al panorama actual, aún somos muchos los que creemos en la educación como herramienta necesaria para avanzar, como estudiantes hacemos todo lo posible por dar el ejemplo y que no se extinga la voluntad de seguirnos preparando para asumir las riendas de un país en desarrollo desde cualquier espacio donde el ciudadano se quiera desenvolver, llevando prosperidad a la educación y a toda Venezuela”, aseveró.

Luchando por sus sueños

Por su parte, Sebastián Anselmi, estudiante de Bioanalisis en la UCV, acotó que ser estudiante es alguien que sigue creyendo y soñando, teniendo la esperanza en superarse para así ayudar a los demás.

“Ser estudiante en el fondo es algo de rebeldía, el hecho de que las universidades estén viviendo unas de las peores crisis y que los estudiantes aún así sigan asistiendo a las aulas con las esperanzas de aprender y formarse como profesionales al servicio de nuestro país creo que es un acto de rebeldía”, insistió.

Cristian Dudamel

Cristian Dudamel, estudiante del IUTA, opinó que tras la pandemia, el aprendizaje en las aulas “bajó” considerablemente la parte académica.

“Es una fecha muy significativa para nosotros los estudiantes, la lucha vida en esa época dejó muchas cosas beneficiosas para todos nosotros. Lamentablemente hoy día la educación en nuestro país ha decaído. En particular siento que aprendo menos, nos acostumbramos a las clases a distancia y eso nos perjudicó”, aclaro.

Lee también: Federación Venezolana de Estudiantes escogió a sus nuevos voceros en Aragua

Por otro lado, Abril Montenegro, estudiante del quinto año de bachillerato, añadió que la educación en la actualidad es un poco deficiente, pues el aprendizaje ha disminuido en las aulas por diversas razones.

“Ese nuevo mecanismo de enseñanza no es el indicado, siento que no aprendemos lo adecuado, entendemos que venimos saliendo de una pandemia que nos obligó a distanciarnos, todo cambió, pero sí deberían afincarse un poco en la enseñanza, no se aprende igual”, apuntó.

Yoselis Gómez

Finalmente, Yoselis Gómez, estudiante de derecho en la UBV, consideró que el sistema universitario es muy completo ya que está de parte de los estudiantes esmerarse por lograr el objetivo.

“una sugerencia de lo que podría mejorar el sistema es que haya mejor pago a los profesores, eso permitiría contar con más educadores que quieran trabajar para las universidades, en mi caso particular sería la Universidad Bolivariana de Venezuela, estos educadores son muy mal pagados y eso desmejora el sistema educativo, quedándose solo con los que educan por amor, pues pienso que no debería ser así necesitamos obligatoriamente que se remunere a nuestros maestros y profesionales”.

HERNÁN GONZÁLEZ | elsiglo