Se casó con el fantasma de un soldado que murió hace casi 100 años

138

Nadie elige de quién o qué enamorarse. Es algo que sucede o no sucede. Eso es justamente parte del encanto del amor; y lo que lo hace inexplicable e irracional. Especialmente esto último. Nada nuevo bajo el sol.

Se casó con el fantasma de un soldado - el siglo
Foto: Cortesía

No se conocen límites para todo eso. Sea como fuera, lo cierto es que el romance de una mujer británica y un fantasma de un soldado muerto hace casi 100 años entra dentro de lo anterior. En el amor nada es predecible.

La mujer se llama Brocarde y es una artista de 38 años años que, contra viento y marea, logró casarse con su “media naranja”: un espíritu llamado Edwardo, un soldado de la época victoriana que murió a los 35 años luego de caer en un pozo.

El dúo se comunica a través de métodos únicos, con Edwardo enviando mensajes crípticos en la ducha o mostrando sus emociones “enviando sensaciones frías y calientes” a través del cuerpo de Brocarde.

Un amor fantasmagórico

Según contó, todo comenzó una noche de tormenta durante la cual le costaba conciliar el sueño. “Estaba acostada en la cama sin poder dormir. Rodaba de lado a otro tratando de desconectarme tanto de la tormenta como de una discusión que había tenido con uno de mis amigos”, contó.

“Entonces, de la nada, sentí una sensación cálida en mi corazón, estaba ardiendo”, agregó la mujer; y continuó: “Me toqué el pecho y estaba cálido, casi húmedo, y la sensación me recorrió todo el cuerpo”.

“Entonces toda la habitación se enfrió. Me senté muy erguida, tenía lágrimas corriendo por mi rostro y estaba temblando casi incontrolablemente. Parecía que alguien estaba presente. No podía ver nada, así que tomé la luz de la mesita de noche y algo me agarró de la mano para detenerme”.

“Escuché un ‘te amo’ susurrado en mi oído y sentí el aliento de alguien, y un escalofrío me recorrió la columna. Así fue cuando Edwardo se presentó por primera vez”, detalló.

Desde entonces, Edwardo ha visitado a Brocarde con regularidad, apareciendo cada vez que siente que lo necesita. Y su amor fue creciendo a medida que pasaba el tiempo.

Aunque, claro, a veces algunas de esas cosas que pasan cuando alguien se casan con un espectro la exasperan. “Lo que realmente me molesta es que yo pago la cuenta de todas las citas pero para él es una cita barata, ya que no come ni bebe en público”, reveló.

Pero el amor supera esas pequeñas rispideces. “Le pedí a Edwardo que me lleve a una noche de pasión, pero me prometió que siempre estará a mi lado dondequiera que viaje”.

“Hay un consuelo y una seguridad que siento en su presencia, como si realmente pudiera ser yo misma y él me ha conmovido profundamente”, dijo

Y el sexo, confesó, es “maravilloso”. “Nuestros momentos íntimos son muy empoderadores: él da orgasmos escalofriantes”. sostuvo la mujer que es de Oxfordshire, y añade que durante mucho tiempo mantuvo la relación en privado debido al temor de Edwardo de ser exorcizado.

Una boda que costó pero que al final se dio

Y como suele suceder cuando una pareja no es “convencional”, tuvieron que enfrentar oposiciones cuando anunciaron que se querían casar. Y, al parecer, tampoco ayudó el temperamento de él.

“Te juro que se ha convertido en un completo groomzilla (una fusión entre las palabras groom (novio) y Godzilla (enorme dinosaurio mutante enloquecido)). y su lista de demandas crece día a día”, contó, y agregó: “Edwardo siempre ha tenido una naturaleza temperamental, pero las nupcias parecen estar sacando lo peor de él”.

Se casó con el fantasma de un soldado - el siglo
Foto: Cortesía

​En cuanto a la ceremonia, la mujer explicó que muchas iglesias rechazaron casarlos porque, según les dijeron, su matrimonio es ‘blasfemo’. “Nos expulsaron de muchas iglesias e incluso nos amenazaron con exorcismo”, recuerda.​

“Creo que hay un pequeño problema con la religión y la vida después de la muerte. No todos los sacerdotes creen”, le dijo a ITV’s This Morning; y agregó que todo lo que quería era una gran boda con sus seres queridos, sin embargo “mucha gente simplemente no puede ver”.

Finalmente encontraron una iglesia que los casó con la condición de que no revelaran el lugar por miedo a represalias. “He tenido discusiones ‘fascinantes’ sobre religión y lo paranormal con sacerdotes, pero creo que la iglesia no puede respaldar públicamente sus creencias”.

Y la fiesta fue a todo ritmo, con invitados de súper lujo, incluidos los fantasmas de Marilyn Monroe, Elvis, William Shakespeare, Henry VIII y Johnny Cash.

No todo es color de rosa

Claro que estar casada con un fantasma representa un riesgo y Brocarde lo sabe. De hecho, admitió que tiene sus preocupaciones.

“Mi mayor temor es que él espere demasiado de mí y me mate”, sentenció la mujer.

Se casó con el fantasma de un soldado - el siglo 6
Foto: Cortesía

“Me encanta estar viva, así que en el fondo sé que nuestro romance es fugaz”, añadió.

De todas formas, Brocarde espera que otras personas también puedan encontrar el amor en el mundo de los espíritus como ella lo ha hecho. “Creo que la gente necesita tener la mente abierta, la presencia física en el sentido tradicional no es necesariamente todo lo que parece”.

Te recomendamos: Captan a una supuesta niña fantasma: “Iba colgada de un camión”

“Muchos mortales están en relaciones en las que en realidad no están presentes y muchos aman a aquellos con quienes no pueden estar. Es algo difícil de entender, pero tal vez algunas almas nunca pasan realmente, y tal vez hay fantasmas atrapados en el más allá que necesitan amor y afecto al igual que los humanos vivos”, cerró.

elsiglo, con información de Clarín