“Alice, Darling” considerado el film más íntimo de Anna Kendrick

57

La actriz estadounidense Anna Kendrick considera que su último filme, “Alice, Darling”, que se acaba de estrenar en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), es la película “más personal” e “íntima” de toda su carrera.

FOTO: CORTESÍA

“Es muy personal. Creo que es la película más personal, la más íntima que he hecho”, dijo en una entrevista con Efe en Toronto.

El largometraje es el debut como directora de Mary Nighy, hija de los actores británicos Bill Nighy y Diana Quick, con un guión de Alanna Francis, autora también de “The Rest of Us”.

En “Alice, Darling”, Kendrick da vida a Alice, una joven que sufre el constante abuso psicológico de su novio y que solo puede contar con el apoyo de sus dos mejores amigas.

Poco antes del estreno, la intérprete, de 37 años de edad y que recibió una nominación al Óscar como Mejor Actriz Secundaria por su actuación en “Up in the Air” (2009), reveló su propia experiencia de “abuso emocional y abuso psicológico”.

Kendrick también explicó que decidió participar en la cinta de Nighy, que está rodada en su totalidad en Toronto y sus alrededores, porque el guión era distinto a muchas otras películas sobre relaciones abusivas y parecía similar a lo que ella estaba experimentando.

La actriz señaló que durante todo el rodaje la cámara estaba muy cerca, lo que incrementaba su sensación de vulnerabilidad.

“Sientes que realmente estás exponiendo partes de ti misma y quieres esconderte”, dijo, no sin reconocer que la actitud de todo el equipo permitió que sintiera “la seguridad para tener una experiencia realmente personal e íntima”.

El guión de Francis hizo que el rodaje se convirtiera en una especie de terapia de grupo en la que todo el equipo compartió sus experiencias en relaciones abusivas.

“Lo realmente mágico fue que, por la forma en que Alanna escribió la película, podías sentir lo mucho que estaba poniendo de ella misma, de su propia experiencia. Y, de forma extraña, eso supuso que mucha gente en el set compartieran sus experiencias”, declaró Kendrick.

“Aunque todos habíamos leído ya el guión, había momentos en los que antes de rodar una escena de repente me ponía a hablar con la decoradora sobre sus experiencias. Era muy fácil despistarse pero creo que es un testimonio de lo que Alanna creó con el guión”, añadió.

La actriz admitió que es difícil describir su último filme por ser una película “tan pequeña, emocional e interna”.

“Alice está en un momento en el que no sabe qué pasa en su vida, en su relación sentimental, y se va a un viaje con otras mujeres. Y sus dos amigas poco a poco, y a veces de forma torpe, intentan traerla de nuevo a la realidad, alejándola de una relación muy controladora”, dijo.

Pero la actriz también quiso dejar claro que los abusos psicológicas y las relaciones controladoras no es algo exclusivo de hombres o mujeres.

“Este tipo de abuso, cualquier tipo de abuso, realmente no tiene género. Y éste es muy difícil de examinar. No estaba pensando de forma específica sobre lo que hombres o mujeres deberían pensar, porque creo que si hay hombres que ven la película y se ven reflejados en Alice se merecen explorar eso”, reflexionó.

“Espero que permita a la gente tener un espacio para preguntarse esas cuestiones sin importar el género”, concluyó.

EFE