Tribunal Supremo de Kenia permite a Odinga inspeccionar votos

El Tribunal Supremo de Kenia permitió este martes al equipo legal del ex primer ministro y líder de la oposición, Raila Odinga, inspeccionar los servidores y urnas de las autoridades electorales, tras su impugnación del resultado de los comicios presidenciales del 9 de agosto, en los que quedó segundo.

Tribunal Supremo de Kenia permitió este martes al equipo legal del ex primer ministro y líder de la oposición, Raila Odinga, inspeccionar los servidores y urnas de las autoridades electorales
Tribunal Supremo de Kenia permitió al equipo legal del ex primer ministro y líder de la oposición, Raila Odinga, inspeccionar los servidores y urnas de las autoridades electorales- foto cortesia

De esta manera, el Supremo, máxima instancia judicial del país africano, ordenó a la Comisión Electoral Independiente de Kenia (IEBC) facilitar a los abogados de Odinga las urnas de 15 colegios electorales para poder inspeccionarlas y recontar los votos.

Nuevo recuento de votos

Este nuevo recuento de votos debe terminar antes de este jueves, establecieron los siete jueces del Tribunal Supremo, en el inicio de las audiencias que esta semana se celebrarán en Nairobi sobre los recursos interpuestos contra los resultados de la votación presidencial.

Asimismo, los letrados de Odinga tendrán acceso a los servidores informáticos que la IEBC usó para almacenar y transmitir información electoral, así como a las contraseñas de su sistema de seguridad informático.

El pasado 22 de agosto, Odinga y su compañera de candidatura, la exministra Martha Karua, impugnaron ante el Supremo el resultado de las elecciones presidenciales del 9 de agosto, en las que salió victorioso el vicepresidente saliente, William Ruto, con el 50,49 % de los votos.

También te puede interesar: Michel pide dirimir pacíficamente un posible conflicto electoral en Kenia

Odinga, por su parte, recibió el 48,85 % del sufragio, según anunció el presidente de la IEBC, Wafula Chebukati, el pasado día 15.

Declaraciones de los comisionados de la IEBC

El anuncio de Chebukati se vio ensombrecido por las declaraciones de cuatro de los siete comisionados de la IEBC, incluida su vicepresidenta, Juliana Cherera, que cuestionaron esos datos al alegar que el recuento de votos resultó «opaco».

Además, el ex primer ministro rechazó al día siguiente esos resultados, calificándolos de «ilegales».

Odinga duda del proceso de conteo de votos y mantiene que no todos los datos del escrutinio de los distritos electorales se anunciaron antes de que se declarara el resultado final.

También afirma poseer evidencias de que los resultados de algunos centros de votación se alteraron a favor de su oponente antes de publicarse en la web de la IEBC.

El Tribunal Supremo

Además de aprobar el recurso de Odinga y Karua, el Tribunal Supremo lo fusionó en uno junto a otros a otros seis, alegando que los peticionarios denunciaron las mismas presuntas irregularidades que el equipo del líder opositor y su compañera.

«Al examinar y considerar los problemas planteados en las demandas, descubrimos que plantean problemas similares y buscan órdenes similares, por lo que ordenamos que las demandas se consoliden con la demanda E005 (la de Odinga y Karua), que es la principal demanda para las elecciones presidenciales de 2022», explicó la presidenta del Supremo, Martha Koome.

Odinga, de 77 años, se presentó este agosto por quinta vez a unos comicios presidenciales en Kenia, después de décadas como el eterno candidato de la oposición, sin haber conseguido nunca una victoria.

Tras su derrota por un margen estrecho en las elecciones de 2007, sus denuncias de presuntos fraudes desataron una oleada de violencia con tintes étnicos que dejó más de 1.100 muertos y 600.000 desplazados de sus hogares en Kenia.

Irregularidades en el proceso electoral

En agosto de 2017, sus denuncias de irregularidades en el proceso electoral fueron reconocidas por primera vez por el Tribunal Supremo, que declaró nula la votación y ordenó su repetición.

Sin embargo, Odinga boicoteó esas segundas elecciones al considerar que no se implementaron las reformas necesarias.

Los siete jueces del Tribunal Supremo tienen hasta el próximo lunes para dictar su veredicto, un periodo que aboca a la incertidumbre a un país aliado de Occidente y cuya estabilidad es crucial en el convulso Cuerno de África.

Si la Justicia no lo impide, Ruto, de 55 años, se convertirá en el quinto presidente de Kenia desde su independencia en 1963 y reemplazará a Uhuru Kenyatta, que cumple el segundo y último mandato de cinco años permitido por la Constitución y había brindado su apoyo a Odinga tras enemistarse con su vicepresidente.

EFE