Música Gastronómica: El rescate de las tradiciones culturales en Venezuela

La música es una expresión universal basada en la trayectoria de la humanidad, donde ésta se convierte en una metáfora cultural en el país. En el caso de Tusasong, es una agrupación musical que busca trascender a través de varias generaciones por medio de nuestra gastronomía.

Freddy Lujano visitó las instalaciones de elsiglo

elsiglo recibió la visita del director y fundador de la agrupación musical Tusasong, Freddy Lujano, dedicada a la música para la gastronomía, con un enfoque a la recuperación antropológica de la cultura venezolana, quien nos explicó sobre el proyecto cultural.

Detalló que la creación del conjunto musical se ideó en plena pandemia, al ser decretada la primera cuarentena y en búsqueda de lo positivo a pesar del encierro que dejaba toda esta situación.

En conjunto de la tradición y cultura, aunque parecen lejanas, siempre han estado muy conectadas principalmente en sociedades tradicionales: La mamá que canta mientras cocina, la canción que dedicas a un sabor especial, aquella pareja que para una cena especial coloca buena música para hacer el momento más grato, dan un aspecto fundamental de un lenguaje que permite la persistencia de prácticas, valores y sentido de pertenecía social.

Combinando estos dos artes se puede dar un buen resultado, amenizando un momento único o un platillo diferente.

MÚSICA GASTRONOMÍCA

Retomando lo antes expuesto, Lujano comentó que con su proyecto musical hizo una contribución cultural al país conectando con sus raíces andinas y así llegar a la creación del primer disco, con el que ya venía trabajando junto al Dr. Ricardo Angulo, creador de la música para la gastronomía, quienes presentaron diferentes recitales con música gastronómica en el que iba investigando sobre las comidas típicas en distintos estados del país.

«Cuando siempre le preguntaba por los Andes, sólo había una canción ‘Chicha y Pasteles’ de Luis Felipe Ramón y Rivera, sentía que había un vacío profundo en la música donde se les cante a los personajes, a los productos y a los procesos de la gastronomía andina» expresó.

Cabe destacar, que esta propuesta lo impulsó para recuperar el arraigo del venezolano con el país, ya que a su juicio, se ha ido perdiendo y transculturizado con el paso del tiempo, es necesario rescatar nuevamente el sentido de pertenencia del país, haciéndolo de una manera de impacto emocional.

PROYECCIONES NACIONALES

El fundador de la agrupación comentó que la principal idea era iniciar con los andes (Táchira, Mérida y Trujillo), para luego seguir con otras regiones del país, queriendo así expandir su mensaje a través de la música.

El proyecto musical nace a través de historias, entrevistas a familias donde relatan anécdotas, recetas y procesos culturales vinculados a la alimentación, apoyados por documentos y tesis de la Universidad de los Andes, que van de la mano trabajando temas antropológicos con las cocinas patrimoniales; saber que hemos perdido y que sería importante rescatar.

En el año 2020 Tusasong se centró en componer y hacer arreglos; ya no eran dos integrantes, empezaron a sumar músicos y coralistas, experiencias, grabar en estudio y debido a tanta emoción llegó una pregunta: ¿y después de esto qué?

En el mismo contexto, refirió Lujano, que próximamente seguirán visitando otras regiones del país, como la zona central: Caracas, Aragua, Miranda y Carabobo, posteriormente irán hacia el Oriente, Occidente y los Llanos, para continuar con el trabajo de la música gastronómica, donde continuarán inspirándose en todos los migrantes que vinieron a Venezuela, sobre todo en la actualidad, que también impactaron en la gastronomía.

Lujano puntualizó que, «así con eso tendríamos cubierto todo el ámbito gastronómico de Venezuela», enfocado en estar «haciendo música, haciendo composiciones vinculadas con productos, procesos y personajes gastronómicos», para así finalmente con una categoría, que es canciones de amor, donde la gastronomía es la metáfora.

CONEXIÓN ENTRE LA MÚSICA Y LA GASTRONOMÍA

Para Lujano, hablar sobre la conexión es un tema interesante, ya que la gastronomía se trata de un tema familiar sobre recuerdos y sentimientos.

«Ambos son aspectos emocionales, donde ambos conectan nuestra memoria límbica, que nos recuerda las cosas más gratas desde nuestra infancia y hemos crecido con ello, de los cuales dichos aspectos decidimos homenajear a través de la música», resaltó.

TUSASONG

«No existía hasta ahora una agrupación dedicada a la música gastronómica», especificó Lujano, haciendo de énfasis que no existía un proyecto de este nivel que los convierte en pioneros en este género musical.

Prosiguió diciendo el representante de Tusasong, que ese nombre se origina mediante una tormenta de ideas en las cuales surgieron algunas palabras como los fueron tusa, sazón y song.

«Vamos a continuar pero ¿cómo nos llamamos? «Freddy y sus amigos», se preguntaron, no puede ser», expresó Lujano. El grupo se mostró decidido a proseguir con el proyecto, pero llegaron a un punto en que necesitaban un nombre.

Primero pensaron en el elemento gastronómico más común en toda Venezuela, donde todos los integrantes coincidieron que es el maíz. «Chévere, entonces el bandolinista dijo la tusa, luego de ahí fuimos agregando palabras, de las cuales salió sazón, ya que es la de cocina, de ahí partimos a song que es canción en inglés, para que así se lograra captar que fuesen canciones vinculadas con la gastronomía», dijo Lujano.

Tusasong como parte de su identidad se emboca en recuperar la cultura, con el patrimonio y con la historia venezolana que siempre se complementa con comida, dando a entender lo importante que es su recuperación.

«Utilizar los medios para posicionar nuestra cultura venezolana»

Por esta razón, Lujano explicó, «la música es sólo la excusa, lo importante es reconectar con esos colores, sabores, olores, nuestros recuerdos, con nuestras raíces y que sigamos queriendo a Venezuela».

INFLUENCIA TECNOLÓGICA

«La tecnología es una realidad y cada día avanza más, sin la tecnología no tuviésemos instrumentos como el piano electrónico, entre otros, siendo este una herramienta que utiliza diferentes sonidos, además de ser muy práctico en llevar», señaló el fundador de esta agrupación musical.

Freddy Lujano no se considera una persona «anti tecnología», más bien, le hace reconocimiento a la tecnología de hoy en día. «La música electrónica rompió patrones culturales muy importantes, hay que incorporarlo, sin embargo hay sonidos e instrumentos y prácticas musicales que no pueden ser reemplazados y es importante preservar esos sonidos», ejemplificó.

Dando así a entender que ambos mundos pueden convivir, pero, también expresando que en sus inicios en la música entendió unas diferencias. «Formé parte del sistema de orquestas en sus inicios, trabajé muchos años con el maestro José Antonio Abreu y sé que la practica instrumental, valores y disciplina deben estar asociados a ser parte de un grupo», a su vez enfatizó que con la tecnología siempre se aleja todo, «aunque puedes hacer más música y proyectos maravillosos estando aislados, pero todos los valores van asociados al trabajo en equipo, comprendiendo las necesidades y la armonía que implica trabajar con otros seres humanos».

ESTRATEGIAS PARA POSICIONAR NUESTRA CULTURA

Para finalizar, Lujano explicó que una manera para posicionar la cultura en Venezuela, es saber conectar con el mundo de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación). «Hay gente haciendo muchas cosas interesantes, el reto del artista es la respuesta a su conocimiento, experiencia e intuición, intentando conectar con el mundo de los medios», señalando que al utilizar dichos medios se pueden dar a conocer los proyectos y labores que realizan los artistas.

Con la finalidad de integrar a grupos juveniles e infantiles en el arraigo a la cultura venezolana, planteó que trabajan en un nuevo reto educativo. «En nuestros nuevos proyectos abran canciones infantiles, para que todo este tema de conexión sea de manera educativa, divertida y muy didáctica», informó.

Te recomendamos: TusaSong busca rescatar la cultura gastronómica de Venezuela

Además hace énfasis que los colegios deben implementar nuevamente las visitas a los museos y teatros, «al igual de recrear los grupos didácticos de cultura en las instituciones, ya que eso se ha ido perdiendo», expresó.

MARIALIC VÁSQUEZ | elsiglo
fotos | CHIQUINQUIRÁ RIVERO