Comida familiar para consentir paladares y corazones

486

Hace cinco años un sencillo concepto vio luz: Milanesas empanizadas con diferentes toppings. La Milanesa Caracas apostó por hacer de este plato su protagonista y vaya que caló. Con dos locales y la inauguración próximamente de otro, dan fe de que una buena milanesa siempre es aceptada y querida.

Llegar a La Milanesa es como sentirse en casa, su ambiente familiar y la esmerada atención, así hacen que uno se sienta. Tienen de todo, entradas, principales, hamburguesas y postres, con una relación calidad precio insuperable. En las entradas resalta el carpaccio de res, que viene con gelatina de tomates, salsa de ají, champiñones, pesto y parmesano reggiano; también cuentan con una crema de auyama, con cubitos de este vegetal y queso parmesano, y empanaditas de queso y plátano con una rica guasacaca.

En las ensaladas agregaron la capresa y esta no es como cualquier otra. En la capresa de La Milanesa los tomates vienen empanizados, y no podía ser de otra manera si es la especialidad de este lugar. Las texturas del tomate en esta presentación son increíbles además de la combinación con el queso mozzarella y el pesto, es un twist ganador en una clásica ensalada.

En los platos principales la estrella por supuesto son las milanesas. El comensal tiene la opción de elegir de pollo o carne y hay 11 sabores. Entre las novedades se encuentra “al caballo” que viene con huevos fritos, aceite de trufa y paprika; “la crunchy” que es súper crujiente ya que está empanizada con cereal triturado acompañada de salsa ranch o “la pepperoni” que la renovaron y trae mozzarella, pepporini y parmesano. Todas vienen con papas fritas, pero si es de su elección les puede colocar extra de queso cheddar y tocineta. Asimismo puede pedir (con un costo extra) acompañarla de ensalada verde, batata y los mejores aros de cebolla de la ciudad, no van a crear lo grandes y crujientes que son.

En este nuevo menú también hay cabida para un clásico reinventado como lo es el granjero. En esta oportunidad un suave pan de batata viene relleno de una milanesa de pollo, pepinillos, lechuga, queso amarillo y aceite de trufa, lo que lo hace un sándwich delicioso y que cumple con su función de dejar satisfecho a quien lo pida.

También tienen “Milaburguers” para los amantes de las hamburguesas, tanto de pollo crispy, como la muy de moda “smash”. La primera con tocineta, mayo pesto, rúgula, queso blanco y papas fritas. La segunda con queso cheddar, tocineta, pepinillos y salsa de la casa, también acompañada de papas fritas.

En cuanto a los postres tienen unas interesantes opciones como el cheesecake, que viene en una generosa porción, un pícaro pie de caramelo salado, así como un atrevido pie de limón y una cookie cake de la casa que viene coronada con una bola de helado, un final feliz para tan suculenta comida.

elsiglo