Ultiman a sujeto de cinco disparos en Zuata

140

Un hombre de aproximadamente 31 años de edad fue asesinado de múltiples disparos por sujetos desconocidos, cuando salía de una fiesta en el municipio José Félix Ribas, estado Aragua. Se presume que este homicidio está vinculado a un ajuste de cuentas.

La víctima fue identificada como Yurlean Alberto Cumberbatch Silva, quien fue asesinado en horas de la madrugada de este domingo en el sector El Castaño, avenida 7 de la parroquia Zuata, según revelaron fuentes extraoficiales.

De acuerdo a lo comentado a los periodistas de sucesos, Cumberbatch Silva, salía de una miniteca que se celebraba en esa zona del municipio aragüeño hacia un rumbo desconocido, cuando fue atacado.

Los sujetos se acercaron hacia al hombre de 31 años de edad, y sin mediar palabras le propinaron al menos cinco disparos, dejándolo mortalmente herido en la vía pública de la avenida 7 de El Castaño.

Los vecinos alertaron a las autoridades sobre la situación y algunos de los residentes incluso procedieron en aplicar los primeros auxilios al herido. No obstante, este falleció a los pocos instantes debido a las heridas de balas que tocaron órganos vitales.

A los pocos minutos llegaron al lugar de los hechos funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), adscritos a la Delegación Municipal La Victoria, que procedieron a iniciar las indagaciones preliminares.

Los sabuesos de la Policía Científica procedieron a recolectar evidencias de interés criminalístico en la escena del crimen, tales como cinco conchas de balas 9 milímetros y un proyectil deformado.

De manera extraoficial se conoció que la cédula de identidad de Cumberbatch Silva fue radiada por efectivos del Cicpc en el Sistema Integrado de Información Policial (Siipol), que arrojó una detención por robo agravado en el año 2011.

Los funcionarios del Cicpc procedieron a trasladar el cadáver a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), ubicada en Caña de Azúcar para realizarle su autopsia de ley.

LINO HIDALGO | elsiglo