Crece la preocupación por deterioro del techo en el Mercado Principal

177

El viejo techo de caña brava con revestidura de concreto del Mercado Principal de Maracay sigue siendo motivo de alarma, pues su proceso deterioro no se detiene.

Esto motiva la preocupación de más de 300 comerciantes que hacen vida desde hace más de 40 años en este espacio arquitectónico que data de 1920, declarado Monumento Histórico Nacional el 15 de abril de 1994 mediante Gaceta Oficial Nº 35.441.

De acuerdo a la informado aportada por comerciantes, esta problemática se viene presentado desde hace más de dos años, no obstante el tema del mantenimiento del recinto histórico es de larga data.

Ante la crisis actual, exigen una pronta respuesta por parte de los entes gubernamentales, que están suficientemente al tanto de la situación.

Alicia Parra, comerciante, denunció que las instalaciones del Mercado Principal se encuentran deterioradas debido a la “dejadez y decidía”, que se vive en el popular mercado.

“Las condiciones de estos espacios de verdad que están bien difíciles, las cloacas están tapadas, el agua no nos llega casi, pero lo más preocupante es el techo, estamos asustados por esta situación”, dijo Parra.

Asimismo, informó que ya formularon su denuncia a Mercagir, ente administrador de estos espacios, por lo que están a la espera de presentar el caso ante el consejo municipal y la alcaldía de Girardot, donde esperan exponer la problemática.

“Esto es un peligro, a cada rato se despega una parte y caen las piedras, este es un sitio donde circulan muchas personas al día, cuando llueve el mercado se convierte en una laguna y así es imposible trabajar. Le hacemos un llamado al acalde Rafael Morales, quien fue presidente de Mercagir, él conoce nuestras problemáticas y condiciones actuales”, añadió.

Destacó que el gobierno regional se encuentra enfocado en reestructurar otros sitios históricos de Maracay como Plaza de Toros Maestranza “Cesar Girón”, dejando en el olvido al Mercado Principal; “hemos ido de puerta en puerta buscando una solución definitiva, hablaremos con el alcalde, de no escucharnos hablaremos con la gobernadora y si pasa lo mismo iremos a la Asamblea Nacional”, anunció.

UNA LUCHA DE AÑOS

Por su parte, Lucia Tandioy, expendedora desde hace más de 30 años, argumentó que desde el año 2010 se encuentran en la lucha por el rescate de este patrimonio cultural, y tras la conformación de la Comisión de Expendedores en el 2021, se ha llevado la queja a través de los canales regulares para así buscar una solución.

“Sabemos que el déficit fiscal del país está fuerte pero esto es un icono histórico del estado Aragua, queremos una ayuda, aquí lo que viene es el Seniat a cobrar. Nos gustaría saber hacia donde va ese dinero porque no se ve reflejado en nada. Contamos con apoyo de unos concejales y diputados quienes nos han canalizado algunas entrevistas y esperemos que de ahí salga algo positivo”, auguró.

Precisó Tandioy que mediante la autogestión, algunos comercios han realizado labores de reparación para así poder seguir brindando servicio a la colectividad; “fueron reparaciones mínimas porque de verdad que el presupuesto se sale de nuestras manos. La alcaldía está en su deber de ayudarnos y por eso es que estamos en esta lucha”, sentenció.

Finalmente, esperan de estas reuniones respuestas satisfactorias que les permitan seguir realizando sus labores ya que muchos son padres de familia que trabajan día a día por llevar el sustento a sus hogares, con temor a que el lugar sea clausurado.

HERNÁN GONZÁLEZ | elsiglo