Habitantes de Francisco de Miranda viven en condiciones de insalubridad

284

Más de 500 familias del sector 4 de la comunidad Francisco de Miranda, ubicada en el municipio Francisco Linares Alcántara, estado Aragua, se han visto afectadas por el colapso de sistema de aguas servidas en la zona, en donde muchos de sus habitantes aseguran que han presentado diversas problemáticas, entre ellas enfermedades pulmonares y daños estructurales en sus viviendas.

Las boca de visitas rebosan de aguas putrefactas

La situación es notoria en cada una de sus calles, donde se puede apreciar cauchos en las bocas de visitas que se están desbordando día y noche, haciendo su efecto de contaminar el aire con el fétido olor que lo caracteriza.

En este sentido, Yousmeilin Luque, residente de la comunidad, precisó que ya van para dos años soportando los fuertes hedores de las acumulaciones putrefactas de las cloacas, e hizo énfasis que los residentes tienen que hacer pozos sépticos para poder hacer sus necesidades fisiológicas.

“Las calles Luisa Cáceres de Arismendi, Ayacucho, Aragua y la Carolina, son las más afectadas debido al derrumbe de las cloacas, allí alrededor de 500 familias se ven afectadas”, añadió.

La ciudadana comentó que en las viviendas de esta zona sufren debido a que las aguas residuales cuestan para que bajen, imposibilitando el uso de los baños. “Aquí hay muchas modalidades para hacer sus necesidades. Lo que me cuentan unos es que tienen que hacer en bolsas o en tobos. En mi caso tuve que abrir pozos sépticos, sacar las heces fecales y ponerlas en otro hueco”, dijo Luque.

Asimismo, destacó que muchos de los habitantes han sufrido enfermedades intestinales, pero sobre todo los adultos mayores y los niños.

Por su parte, José Espinoza comentó que otra de las calles donde se ven en una condición crítica de insalubridad pública es la Barinas, afirmando que esta situación ya se veía venir desde hace unos cuantos años atrás.

“En mi caso tengo cuatro años con esta situación. Mi casa cada vez que llueve se nos anega y no hay ayuda del gobierno y no hay ayuda de nadie”, afirmó el ciudadano.

El residente del sector 4 de Francisco de Miranda aseguró que las autoridades municipales están al tanto de la situación, pero que “no tienen la potestad de poner su granito de arena”, para darle solución a estas familias.

“Lo que hay es que reventar la calle y sustituir las cañerías, pero el alcalde desde que ganó no ha hecho nada, entonces qué podemos hacer, hacia dónde nos dirigimos, comentó Espinoza, esperando no recibir amedrentamiento como en otras oportunidades por denunciar la problemática a los medios de comunicación.

CHARCOS DE CLOACAS

Los vecinos al notar la presencia del cuerpo reporteril de elsiglo, relataron cada una su mala experiencia que genera el derrumbe del sistema de aguas servidas en la comunidad, observándose grandes charcos de aguas putrefactas que quedan estancadas tanto en los patios de sus casas como en las aceras de las arterias viales.

En este contexto, Greysi Cuesta comentó que la situación se pone peor cuando llega el agua limpia a sus viviendas, donde no pueden evitar el desbordamiento de los cachimbos ni de los desagües del baño, ni el lavandero.

“No puedo ni disfrutar el agua limpia que llega una vez a la semana, ya que se anega el espacio del patio”, relató la joven.

En su casa residen también sus hijos, teniendo que hacer el esfuerzo diariamente en drenar las aguas contaminadas para que ellos puedan al menos jugar en las afueras del inmueble.

Además acotó, “todos en la calle Barinas vivimos con un gripón, estamos con miedo por los zancudos, tenemos que evitar que nos de dengue, porque el agua estancada permanece por días por más que limpiemos”.

Del mismo modo, se expresó Zoraida Castillo, quien hace pocos meses se mudó al sector 4, llevándose un chasco con esta grave situación donde su estadía no ha sido la más cómoda como lo esperaba.

“Tengo entendido que este problema tiene muchos años, y no veo la solución, porque lo que hacen es decirnos puras mentiras, poner paños de agua caliente”, dijo la habitante.

Zoraida Castillo

Castillo señaló que por la calle Luisa Cáceres de Arismendi pusieron unos materiales para sustituir las tuberías, teniendo la esperanza que la problemática iba a ser solucionada. No obstante, dijo que esos se quedaron allí desde hace meses, y nada que ven movimiento para comenzar este importante trabajo.

“En mi casa hay dos alcantarillas y están full, tengo que bañarme en el patio, tengo que lavar y echar el agua para afuera y se me enfermaron dos niños cuando llegamos por la cuestión de las cloacas”, manifestó Castillo, pidiendo a las autoridades que tomen más conciencia de esta situación.

VIVIENDAS CON HUMEDAD

La señora Maritza Arias nos invitó a pasar hacia el interior de su vivienda, para que reportemos sobre las condiciones actuales que se encuentra debido al colapso de las aguas servidas.

Maritza Arias

En su patio, donde es usado para criar animales avícolas, se siente el hedor de las aguas putrefactas que no bajan en el baño que está inhabilitado para usarse.

Arias maneja un poco más las causas de la situación que padecen ella y sus vecinos, comentando que el colapso de los tubos de aguas servidas que queda por la Luisa Cáceres ha generado la situación.

“Eso es debido por un derrumbe que fue hace varios años por la marmolería, eso se tiene que solucionar “, destacó Arias.

Por último, la señora Ivón Requena también nos invitó a pasar a su inmueble, donde nos mostró que la parte posterior de su casa, justo al frente de la cocina las aguas servidas se mantienen reposadas allí, teniendo que sellar las ventanas con bolsas de plástico para que puedan preparar sus alimentos.

“Mira como está de verde, esto es insoportable”, comentó la ciudadana, quien tras abrir la ventana, desprendió su hedor característico.

Requena dispone de habitaciones para alquilar, pero este emprendimiento se le vino abajo desde hace unos dos años, ya que le da vergüenza ofrecerlas en estas condiciones. “Es lamentable de verdad espero que solucionen esto pronto”, concluyó.

Es importante destacar que algunas voceras, quienes presuntamente tienen vínculos con la Gobernación de Aragua, comentaron que supuestamente esta problemática ya está en conocimiento de la ciudadana gobernadora Karina Carpio.

Asimismo, aseguraron que el colapso de las aguas servidas también fue reportado a través del sistema 1×10 del Buen Gobierno esperando la respuesta de las autoridades.

Las casas sufren de filtraciones

Te recomendamos: En La Mora piden “fiesta del asfalto”

Aún así, los vecinos de las calles Barinas, Luisa Cáceres de Arismendi, Ayacucho, Aragua y la Carolina, creerán esto sólo cuando inicien las labores de reparación y así salir de estas condiciones de insalubridad.

LINO HIDALGO | elsiglo