Pechuga de pollo a la suiza se convertirá en tu plato preferido

264

la receta de pechuga de pollo a la suiza puedes encontrarla en restaurantes gourmet y refinados hasta en bodegones, donde las porciones son abundantes y la presentación es aún más similar a la que podemos armar en casa.

Pechuga de pollo a la suiza
FOTO CORTESIA

Pechuga de pollo a la suiza

Si no sabes cómo hacer pechuga de pollo a la suiza fácil, esta receta es perfecta para ti. Te presentamos una deliciosa milanesa de pollo a la suiza crocante servida con salsa. Esta elaboración puede ser saludable si sigues los consejos ¡No te la pierdas!

Ingredientes:

1 pechuga de pollo

1 taza de leche (240 mililitros)

2 cucharadas soperas de maicena (almidón de maíz)

1 cucharada postre de nuez moscada

¼ cucharada postre de pimienta

1 huevo

½ taza de pan rallado

½ taza de copos de avena

1 cucharada sopera de mostaza

30 gramos de queso rallado

Preparación:

Para hacer esta receta de pechuga de pollo a la suiza, primero debes separar los churrasquitos de pollo. Para ello, pon tu mano sobre la pechuga y haz un corte en el primer medio centímetro de ancho, sin cortar completamente. A continuación, haz un segundo corte, esta vez llegando hasta el final. Ábrelo y tendrás un churrasquito tipo mariposa. Repite este procedimiento 2 veces más para tener 3 churrasquitos de pollo.

A continuación, bate el huevo con 25 cc de leche y la cucharada de mostaza.

Por otro lado, mezcla el pan rallado con la avena.

Procede a empanar tus churrasquitos de pollo. Para ello, pásalos por el huevo primero y por el pan rallado con la avena después.

Ejerce algo de presión sobre la milanesa para que el pan rallado se pegue bien. Cocínalas en el horno a 200 ºC sobre una asadera con 1 cucharadita de aceite desparramada con aceite o aceite en aerosol.

Mientras, prepara la salsa suiza. Para ello, disuelve la maicena con la leche en una olla. Llévala al fuego medio hasta que hierva, a partir de ese momento, revuélvela para que no se pegue ni se formen grumos. Condiméntala con nuez moscada y pimienta.

Pasados los 10 minutos de la cocción de las milanesas, si están doradas, dales la vuelta y cúbrelas con la salsa blanca que has preparado anteriormente.

En la parte superior añade el queso rallado. Llévalas nuevamente al horno aproximadamente 10 minutos más.

Pasado ese tiempo, agrega el resto del queso rallado y cocínalas 5 minutos más en la parrilla del horno.

De esta manera, se gratinarán mejor.

Lograrás un dorado y sabor exquisito. ¡Sirve tus pechugas de pollo a la suiza con tu guarnición preferida y disfruta!

elsiglo,con información de recetasgratis.net