Científico falsificó fotografía de una estrella usando un chorizo

109

Una fotografía de un chorizo partido a la mitad se ha viralizado rápidamente a través de las redes sociales dado que el autor de la misma afirmó que se trataba de una imagen de una estrella cercana al Sol capturada ni más ni menos que por el telescopio espacial James Webb. Claramente, esto se trataba de una falsificación o, como lo ha descrito el responsable, una “broma”.

Los bulos de Internet sirven tanto para generar risas por lo ridículos que pueden llegar a ser como para también indignar a un sector de los usuarios. Esto, curiosamente, ha generado ambas cosas. El científico francés Etienne Klein, jefe de investigación del Comisariado para la Energía Atómica y las Energías Renovables (CEA), publicó esta imagen a través de su cuenta oficial de Twitter, generando todo tipo de reacciones.

No es el Próxima Centauri, es un chorizo

En la descripción, el investigador mencionó que esta fotografía era del Próxima Centauri , una de las estrellas de la constelación Centaurus más cercanas al Sol, y que solo se pudo lograr con el nuevo telescopio espacial de la NASA. “Este nivel de detalle… Un nuevo mundo se revela día a día”, escribió para acompañar a la fotografía.

Por supuesto, la fotografía no fue producto de una rigurosa observación astronómica o de algún tipo de tecnología de simulación con gráficos, en realidad, solo se trataba de un chorizo colocado en un fondo negro. La publicación no tardó en viralizarse a través de la red social y actualmente cuenta con unos 10,9 mil “me gusta” y más de 1,400 retuits.

Etienne Klein pidió disculpas por la foto

Tal fue el alcance de esta publicación que comenzó a aparecer en los fact-checking de diversos medios de comunicación franceses y una gran cantidad de usuarios criticaron al científico por hacer bromas de este tipo pese a ser un experto en ciencia, por lo que Klein decidió pedir disculpas por lo ocurrido.

“Vengo a disculparme con aquellos a quienes mi broma, que no tiene nada de original, pudo haber ofendido. Simplemente quería instar a la cautela con respecto a las imágenes que parecen elocuentes por sí mismas. Me sorprendió la magnitud que tomó: pensé que la imagen iba a ser detectada inmediatamente como falsa. Y cuando vi que un gran periodista de BFMTV estaba extasiado, y que se arriesgaba a difundirlo, le dije que era una broma. Se lo tomó con mucho humor”, escribió el científico.

Pese a haberse disculpado con su equipo de investigación y con las personas por el bulo y su rápida difusión, Klein no ha eliminado su publicación original con la foto del chorizo de su cuenta de Twitter. Según lo que indicó posteriormente, “una noticia falsa como esta también podría llegar a tener un valor educativo”, aunque no precisó exactamente cómo podría hacerlo.

elsiglo