Amnistía Internacional: Nueva Constitución tunecina supone un revés para los DDHH

409

La nueva Constitución tunecina, aprobada este lunes en referéndum por el 94,6 % de los electores aunque con una abstención del 70 % del censo, según los resultados preliminares, supone un “revés” para los derechos humanos y pone en peligro los progresos de la transición democrática de la última década, denunció hoy Amnistía Internacional (AI).

nueva Constitución tunecina
FOTO: CORTESÍA

“La nueva Constitución desmantela muchas de las garantías de la independencia judicial, elimina la protección de los civiles ante los juicios militares y otorga a las autoridades el poder de restringir los derechos humanos o incumplir los compromisos internacionales de derechos humanos en nombre de la religión”, afirmó la directora de AI para Oriente Medio y el Norte de África, Heba Morayef, en un comunicado.

Este texto “defectuoso”, señaló la responsable, fue redactado a puerta cerrada en un proceso “totalmente” controlado por el presidente Kais Said y en ausencia de “toda” transparencia y sin explicar los motivos por los que era necesario remplazar la Carta Magna de 2014, consensuada tras dos años de diálogo político y que será remplazada antes del 29 de agosto, una vez concluido el periodo de alegaciones.

Desde que el mandatario se arrogó plenos poderes el 25 de julio de 2021 “las autoridades han atacado a críticos de alto perfil y opositores políticos a través de investigaciones penales, enjuiciamientos, erosionando la protección de derechos humanos de Túnez a un ritmo alarmante”, insistió Morayef.

Tanto partidos políticos como la mayoría de analistas cuestionan la “neutralidad” de la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE), encargada de supervisar el sufragio y cuya composición fue modificada unilateralmente por el mandatario tres meses antes.

Según la hoja de ruta anunciada por Said, el proceso para instaurar una “nueva república”, en ruptura con la clase política que ha gobernado desde la revolución de 2011, culminará el próximo 17 de diciembre con las elecciones legislativas que, según adelantó, se basarán en listas nominales en sustitución de los partidos.

La oposición, que califica esta consulta de “ilegítima”, denunció la instauración de un sistema “ultrapresidencialista”, sin contrapoderes ni separación de poderes, por lo que reclamó la dimisión de Said así como elecciones presidenciales anticipadas.

FUENTE: EFE