Oskar Sala: el pionero de la música electrónica

Oskar Sala fue un innovador físico y compositor de música electrónica. Reconocido por producir efectos de sonido en el trautonio, el alemán electrificó el mundo de la televisión, la radio y el cine.

Sala nació en Greiz, Alemania, el 18 de julio de 1910 y estuvo inmerso en la música desde su nacimiento. Su madre era cantante y su padre era un oftalmólogo con talento musical. A los 14 años comenzó a crear composiciones y canciones para instrumentos como el violín y el piano.

Cuando Sala escuchó por primera vez el trautonio quedó fascinado por las posibilidades tonales y la tecnología que ofrecía el instrumento. Su misión de vida se convirtió en dominarlo y desarrollarlo aún más, lo que inspiró sus estudios de física y composición en la escuela.

Este nuevo enfoque llevó a Sala a desarrollar su propio instrumento llamado mezcla-trautonio. Con su educación como compositor e ingeniero electrónico, creó música electrónica que diferenció su estilo de los demás. La arquitectura de la mezcla-trautonio es tan única que era capaz de reproducir varios sonidos o voces simultáneamente.

Oskar Sala cumpliría hoy 112 y Google lo recuerda con un dinámico Doodle

Con su talento, Sala electrificó al mundo de la televisión, la radio y el cine componiendo piezas musicales y efectos de sonido para muchas producciones como Rosemary (1959) y The Birds (1962). El instrumento creaba ruidos como gritos de pájaros, martillazos y portazos y portazos.

Sala recibió varios premios por su trabajo. En 1995, donó su mezcla original de trautonio al Museo Alemán de Tecnología Contemporánea. El 26 de febrero de 2002 falleció a los 96 años en Berlín, en su Alemania natal, creando la música vanguardista que hoy, décadas después, llega de alguna manera a nuestros días.

elsiglo