Costa Rica debe parar recorte indiscriminado y mejorar ingresos, dice informe

Costa Rica debe abandonar la política de recorte de gasto «indiscriminado» y mejorar la eficiencia de la recaudación para hacer frente a los retos socioeconómicos actuales, señala un informe publicado este martes por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).

Costa Rica recorte
FOTO: CORTESÍA

«La disminución del gasto no debe ser indiscriminada, debe ser objeto de una reingeniería para la optimización de los recursos», declaró el economista del Icefi Abelardo Medina durante la presentación del informe denominado «Los desafíos fiscales del nuevo Gobierno de Costa Rica».

Según el especialista, el anterior gobierno de Carlos Alvarado (2018-2022) concretó una reforma fiscal de poco alcance e implementó una estrategia de «austeridad» que tuvo como principal objetivo reducir la deuda sin tomar en cuenta los efectos en el campo social.

«Reducir la deuda es importante, sin embargo no es el único objetivo. Es un objetivo deseable y urgente pero sin dañar el bienestar de la población. Es necesaria la optimización del gasto, pero hay que tener cuidado con estrategia de austeridad general por el impacto en la sociedad», dijo Medina.

El economista lamentó que «en ningún momento se ha mencionado la necesidad de mejorar la eficiencia en la recaudación».

Según el informe, las filtraciones y los incumplimientos tributarios le cuestan a Costa Rica cerca de 11 puntos del PIB cada año.

Medina explicó que Costa Rica debe atacar esas filtraciones para aumentar los ingresos y continuar invirtiendo en el ámbito social e infraestructura.

El experto dijo que en los últimos años Costa Rica no ha logrado reducir el gasto que se ubica en alrededor del 20 % del PIB, incluso por encima de lo registrado en el periodo 2013-2019.

Medina sí señaló que han habido recortes de gasto, especialmente en el sector Educación y en gastos de capital, pero no se ve reflejado en el monto global debido al elevado pago de intereses sobre la deuda.

Agregó que con la reforma tributaria Costa Rica consiguió aumentar en un punto porcentual la carga tributaria hasta el 13,5 % por la ampliación de la base del Impuesto al Valor Agregado (IVA), pero que ese número sigue siendo bajo si el país quiere avanzar hacia el desarrollo.

En cuanto al déficit fiscal, Medina comentó que en 2022 Costa Rica podrían bajarlo al 4,5 % del PIB por las política de austeridad, pero advirtió que la cifra sigue siendo «muy alta», al igual que la deuda que podría llegar este año al 70 % del PIB.

Entre las recomendaciones que el Icefi hace al nuevo Gobierno de Rodrigo Chaves, quien comenzó su mandato de 4 años el pasado 8 de mayo, se encuentran impulsar una renegociación de las tasas de interés de la deuda interna, involucrar a la población en la discusión de asuntos fiscales y terminar con la política de austeridad «indiscriminada».

«Costa Rica es una sociedad desarrollada pero tiene rasgos de estancamiento social», expresó Medina.

Para el economista, Costa Rica debe evaluar la posibilidad de eliminar impuestos poco productivos y estudiar el posible «desgaste» de sectores económicos para brindarles un nuevo impulso.

El estudio del Icefi indica que entre 1992 y 2010 Costa Rica tuvo una tasa de crecimiento económico del 5 % en promedio, pero a partir de 2010 el número bajó a 3,6 %.

FUENTE: EFE