Intoxicados dos menores con veneno y detergente

90

Dos menores de edad, uno de 1 año y otro de 2, tuvieron que recibir atención médica en par de hospitales luego de que se intoxicaran con veneno para ratones y detergente, respectivamente, informó este miércoles la Policía de Puerto Rico.

FOTO: REFERENCIAL


El primer suceso ocurrió la madrugada de este miércoles en una residencia en el barrio Tallaboa Alta de Peñuelas (sur).


Allí, una llamada al Sistema de Emergencias 911 alertó a la policía sobre una menor de 1 año con una posible ingesta de veneno para ratones.


Al llegar los agentes al lugar, se entrevistaron con la progenitora de la menor, quien alegó que la niña entró a su dormitorio y tuvo acceso al veneno que se encontraba en el balcón de su ventana.


Al observar a su hija, se percató que tenía en su mano una pastilla del tóxico.


A la residencia llegaron paramédicos de Emergencias Médicas Estatal de Guayanilla, quienes le tomaron los signos vitales a la menor y la trasladaron a la sala de emergencias del Hospital Pavía de Yauco.


La bebé fue atendida por el médico Edgardo Ortiz, quien ordenó realizar exámenes de sangre para ser dejada en observación.


Este caso fue notificado al Departamento de la Familia e investigado preliminarmente por el agente Michael Torres, quien refirió el caso al Cuerpo de Investigaciones Criminales de Ponce para que continúen con la pesquisa.


El segundo suceso ocurrió también en la madrugada de ese miércoles en una residencia en Caguas, municipio aledaño a San Juan.


Según detallaron las autoridades, Samirys Espada contó que mientras se encontraba limpiando su residencia, su hija menor de 2 años vomitó.


Al observarla, se percató de que la misma había ingerido un detergente, por lo que la llevó al Hospital Menonita de Caguas a recibir atención médica en condición estable.

También te puede interesar: Murió motorizado al colisionar caer luego por un barranco


Agentes adscritos a la División de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores del Cuerpo de Investigaciones Criminales de la Policía en Caguas, en unión a personal del Departamento de la Familia, se hicieron cargo de la investigación.

EFE