Colágeno de fresa, un popular suplemento alimenticio

182

El colágeno es una proteína producida por nuestro cuerpo. Está presente en la piel, los huesos y las articulaciones pero, alrededor de los 20 años, su producción disminuye. Debido a ello, se comenzó a producir colágeno como un suplemento alimenticio y ha sido muy consumido en los últimos años.

El Inició su producción de gelatinas en 1891 y en los últimos años amplió su gama de productos con colágeno hidrolizado. Las primeras versiones de este producto no tenían sabor y, aunque se adaptaba facilmente a las recetas en las que se incorporaba, no era muy atractivo para el consumidor. Por esta razón, surgen diversos sabores en el colágeno.

Como está presente de manera natural en cítricos y algunas frutas, comenzó a saborizarse utilizando estos frutos. Así, el colágeno con sabor a fresa o sandía ha aumentado su popularidad. Para aportar esta proteína al cuerpo que ha dejado de producirse con regularidad, el colágeno en píldoras o en su presentación en polvo es muy consumido.

Asimismo, para complementar y equilibrar nuestra alimentación, en los últimos años ha habido un aumento en los sustitutos y suplementos alimenticios. Los primeros reemplazan a un alimento, mientras que los segundos aportan nuevas cualidades a los mismos. 

De esta manera, por ejemplo, las leches vegetales, son un sustituto de las de origen animal. Pero, los suplementos, aunque consumidos, no resultan tan populares como los anteriores. Esto se debe a que, en muchas ocasiones, los suplementos son vistos más como un medicamento que como un ingrediente para elaborar un plato. Esta confusión se produce porque suelen carecer de aromas o sabores, de ahí la necesidad de innovar estos productos. 

Cabe destacar, que el colágeno de fresa ha sido el más solicitado, por su llamativo color rosa pastel, que otorga a las preparaciones un aspecto muy llamativo. Este colágeno, con un sabor sutil a la fruta, puede utilizarse en diversas elaboraciones. Las más comunes, debido a su sabor y color, son los postres: batidos, mousses, tartas, gelatinas o incluso helados. Porque, además del color, ahora aporta también sabor. Se puede agregar al yogur, café, leche, té e infusiones, así como a zumos, cremas o sopas y puede consumirse en cualquier momento del día.

Sus beneficios son múltiples, por lo que los especialistas recomiendan su consumo, pero con moderación, en un rango de 8 -10 gramos por día. Un nuevo sabor de colágeno que permite experimentar sabores y posibilidades.

Se puede adquirir en tiendas de productos naturales, herbolarios o a través de internet.

Elsiglo