En La Mora siguen exigiendo limpieza de la canal

161


Olores putrefactos, oscuridad, gran cantidad de polvo y por si fuera poco, un vertedora a cielo abierto, son algunos de los problemas con los que están conviviendo los vecinos de la parte baja de la comunidad de La Mora I, en La Victoria, municipio Ribas.

El vertedero a cielo abierto está a simple vista

Los vecinos y transeúntes del final de la tercera entrada específicamente, denunciaron que en los últimos días se las han debido ingeniar para paliar la terrible situación con la que están lidiando. Expresaron que por la canal de la zona, ya no sólo hay desperdicio y maleza, sino que ahora se le unieron corrientes de aguas residuales, las cuales según ellos, no conocen a ciencia cierta de donde vienen.


“Desde tiempos memorables nosotros hemos tenido inconvenientes con esta canal, porque se presta para que inescrupulosos dejen su basura allí, sin embargo, los vecinos tratamos de mantener el sitio limpio, pero ahora resulta que desde hace como una semana está bajando agua de cloacas y es horrible, porque todo el olor se nos mete a las casas y no sabemos a qué se debe. Me la paso limpiando, colocando palitos de incienso o ambientadores, para ver si se va un poco el olor pero nada”, mencionó Valentina Cabezas.


Del mismo modo, Roberto Landaeta agregó: “Francamente ya no sabemos qué es lo pasa, lo que si tenemos claro es que estamos peligrando, porque es mucha la contaminación, sobre todo para los que vivimos cerca. La plaga ya es como parte de la familia, pero de esa que uno no quiere y el olor no tiene comparación. Necesitamos que se tomen cartas en el asunto, porque nos estamos viendo muy afectados, no sólo nosotros, sino los trabajadores de las empresas que a diario pasan por ahí o trabajan cerca”.

Por su parte, Yulianny Montes de Oca dijo: “Todos los días paso por esta zona, porque mi sitio de trabajo está cerca y ya vamos como para cinco años y la situación con la canal ha empeorado, debido a este paso de aguas negras y la inconciencia de los mismos ciudadanos. Anteriormente, sólo había basura y monte que entorpecían el caminar, pero no afectaban tanto; ahora está esto y no he visto que nadie haga nada, es muy extraño porque a veces sólo hay pozos de agua sucia, luego bajan corrientes y cuando le pega el sol que se seque es terrible la hediondez que sale”.

Finalmente, quienes se consideran afectados hacen un llamado a las autoridades pertinentes, para que se vayan a la zona y en conjunto con ellos hagan una jornada de limpieza. Al mismo tiempo, extendieron la petición a Hidrocentro para que corrija el bote y de esa forma sea un trabajo más efectivo el que realicen en el saneamiento del espacio.

DANIEL MELLADO | elsiglo