Rusia puede considerar las sanciones como un acto de agresión internacional

208

Las sanciones “ilegales” contra Rusia pueden ser interpretadas como un acto de agresión internacional; advirtió hoy Dmitri Medvédev, jefe adjunto del Consejo de Seguridad de Rusia, quien advirtió de que Moscú tiene derecho a una “defensa individual y colectiva”.

Rusia
FOTO : REFERENCIAL

“En circunstancias determinadas; las sanciones ilegales pueden ser calificadas como un acto de agresión internacional por parte de algunos países o sus alianzas”, escribió Medvédev en su canal de Telegram.

Ese sería el caso si las sanciones buscan, antes que nada, destruir la independencia económica y la soberanía estatal; y amenazan “la misma existencia del Estado”, añadió el político, quien fue presidente de Rusia en 2008-2012.

Las restricciones adoptadas últimamente contra Rusia son ilegales y forman parte de una “guerra híbrida”; denunció, por lo que suponen “una clara violación de los derechos de la Federación Rusia”.

“En resumen, como dicen nuestros adversarios, esto es una declaración de guerra económica. En este caso; el Estado que sufrió la agresión, es decir Rusia, tiene el derecho a la defensa individual y colectiva en el marco de la legislación nacional y el derecho internacional”, señaló.

Medvédev advirtió: “Que nadie dude de que Rusia usará ese derecho en las formas y márgenes que considere conveniente”.

Insistió en que las sanciones adoptadas al margen del artículo 41 de la ONU son, en realidad; “represalias” no reconocidas por el derecho internacional.

El expresidente ruso pronosticó que las sanciones, que no tienen precedentes “por su magnitud y cinismo”; provocarán “el colapso de todas las instituciones internacionales, incluido, antes que nada, de la ONU”.

Recalcó que su objetivo es “debilitar profundamente el Estado (ruso) y causar descontento hacia las autoridades con el fin de que aquel sea consecuentemente derrocado”.

“El resultado de esa presión habitualmente es el contrario: tiene lugar la consolidación de la sociedad civil en torno al poder y se fortalece el régimen político vigente”; comentó.

Alertó de que los rusos concentrarán sus “emociones negativas” contra los países que introdujeron las sanciones;a los que verán como “enemigos de Rusia”.

“Las sanciones ilegales, como todo en este mundo, son provisionales y en algún momento se terminarán. Su resultado será un orden internacional destruido y consecuencias muy graves para la economía mundial y la vida de algunos países”; aseveró.

El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin; estimó en más de 6.000 las sanciones impuestas a su país, al que han puesto en la situación más complicada desde la caída de la URSS en 1991.

EFE