Gente de Zona emocionado por su álbum «De menor a mayor»

El dúo cubano de música urbana Gente de Zona, ganador de cuatro Grammy latinos, entre ellos dos por «Patria y vida», la «canción que cambió a Cuba» y que no puede tener segunda parte por ser «única», cumple en su nuevo álbum, «De menor a mayor», el sueño de cantar con Celia Cruz.

Gente de Zona y "De menor a mayor"
Alexander Delgado y Randy Malcom, integrante de Gente de Zona | Cortesía: El Nacional

El viernes 8 de abril empezará a sonar en las plataformas digitales este álbum «innovador» en sonido y en letras; «pero sin perder la identidad», que ha sido para Alexander Delgado y Randy Malcom un «desahogo» de lo que hacen habitualmente, según dicen en una entrevista con Efe vía Zoom desde Chile.

El dúo va a ser jurado del concurso de talentos musicales «La voz» de Chilevisión junto a artistas chilenos y la mexicana Yuri durante cinco meses, pero seguirá adelante con sus compromisos; como una gira veraniega por Europa que arrancará en Madrid y acabará «por el sur de España».

Gente de Zona y «De menor a mayor»

«De menor a mayor», un título que hace referencia a la manera en que construyeron su carrera -«escalando en la música desde cero»; «guerreando», dicen- incluye canciones con Carlos Vives, India Martínez, Becky G., Maffio, Gerardo Ortiz, Geon y un «sample» con la «reina de Cuba».

Con el colombiano Vives cantan «El Negrito», donde incorporan el vallenato; la española Martínez, «Solos»; los toques de sonidos techno, flamenco y tropical; Maffio, «Háblame de Miami»; Becky G, «Muchacha»; con Gerardo Ortiz, «Otra botella», y con Geon, «TikTok».

CUBA EN LA MÚSICA Y EN EL CORAZÓN

La magia de la tecnología une en «Vampiro», una canción festiva y alegre, las voces de Gente de Zona a las de su admirada Celia Cruz; a la que Alex y Randy mencionan al unísono como la artista con la que más hubieran querido compartir escenario.

«No es igual que (cantar) físicamente», dicen; pero igualmente  consideran una «bendición» el contar con el «tumbao» y el «azúcar» de la «guarachera de Cuba», a la que nunca pudieron conocer.

FUENTE: EFE