Clientes satisfechos es la mejor publicidad para mis productos

123

Unas amigas le dieron una receta; esta receta ha sido el pilar de un emprendimiento que comenzó en el 2012; pero estuvo congelado por la crisis de desabastecimiento que se vivió en este rubro; sin embargo, la insistencia de sus hijas y una comunidad que pedía yogurt, incentivaron a Anadelys Abreu a retomar esta empresa.


El crecimiento de su emprendimiento está impulsado por sus hijas, quienes la incentivan a estudiar y capacitarse para preparar sus delicias.
“YouTube nos enseñó muchas cosas, y cuando me inscribí para estudiar repostería, la cuarentena paralizó este proceso”, explicó la entrevistada.


En propia pandemia los vecinos comenzaron a pedir yogurt y al ver esta opción retomó la producción con cuatro sabores; fresa, durazno, ciruela y piña, además del yogurt natural, también se le suman helados de piña, fresa y durazno decorados con leche condensada.


Junto a este rubro se suman las tortas, que comenzó a fabricar para su familia, hoy son una delicia muy bien recomendadas.

PUBLICIDAD POR TELÉFONO


Explicó Abreu, que el proceso de venta principalmente se da en su comunidad, ella está residenciada en La Candelaria, por aquí todos la conocen, pero también maneja una cuenta de Instagram por donde ha hecho muchos clientes, además de su cuenta de WhatsApp por donde recibe pedidos o le consultan precios y disposición.


“Cada vez que subo una foto a mi estado de unas tortas o de los yogures, mis amigas las replican y eso me ha traído clientes nuevos, es sorprendente, me escriben personas que no conozco y me encargan tortas o helados, ha sido una verdadera ayuda”, apuntó.


Otro de los canales de promoción es el Facebook, aunque en menor medida las publicaciones en esta red social sirven para que sus seguidores contemplen las delicias que está preparando.


Para @abreuanadelys el secreto del éxito para los emprendedores es no rendirse, ya que en la perseverancia es donde se ven los resultados, esto no es algo de un día, hay que ser constante y con trabajo y entrega se verá el resultado.

MAURICIO BOLÍVAR | elsiglo