Virgen de Lourdes nació en medio del abandono

379


Vecinos de la comunidad de Virgen de Lourdes en Villa de Cura, municipio Zamora, soñaron con una mejor calidad de vida cuando consolidaron su sueño, sin embargo, las calamidades, carencias y problemáticas han sido el día a día de un sector que clama por atención gubernamental.

Virgen de Lourdes
Las calles de tierra son charcos y lodo durante las lluvias


Lilibeth Magallanes, vocera del consejo comunal, señaló que desde su consolidación los problemas de alumbrado y vialidad han estado presentes, “para alumbrar las calles cada vecino es responsable de sacar un bombillo, muchos han plantado un poste de madera para mejorar la iluminación del ambiente, de no ser así, difícilmente se distinguiría algo en las noches, lo mismo sucede con el asfalto, las calles son de tierra y durante la época de lluvias los charcos mantienen acorralados a los vecinos en sus hogares”, explicó.

Lilibeth Magallanes clama por ayuda gubernamental para consolidar esta comunidad


Aun cuando la comunidad se encuentra delimitada por la carretera nacional La Villa-San Juan, pareciera que el olvido se ha apoderado de esta colectividad, donde niños, adolescentes y adultos mayores viven entre malos olores, polvo y basura acumulada.

EL AGUA SABE A ÓXIDO


Para la vocera del sector, los servicios básicos de Virgen de Lourdes están colapsados, el agua potable que llega por las tuberías es bombeada desde la zona de Aragüita, aunque no hay problemas con el suministro, la misma llega contaminada y no es apta para el consumo humano.


Indicó la vocera que han visto con mucha preocupación que desde hace un tiempo para acá, el agua estaba llegando medio amarilla, por lo que asumen que hay una contaminación del pozo; en muchas de las viviendas comenzaron a almacenarla y al agregarle cloro para su potabilización, la misma comenzó a ponerse amarilla oscuro y con un fuerte sabor a hierro, por ello, sólo se está usando para lavar, asearse y limpiar la casa.


“Este es uno de los puntos con mayor urgencia donde requerimos la atención gubernamental, ya que el agua es vida y muy necesaria para nosotros, ahora debemos constantemente adquirir botellones de agua o buscar en las cercanías agua potable para hervirla”, dijo.
También mencionó que tiene conocimiento de muchos vecinos que por no contar con recursos económicos suficientes, emplean esta agua para preparar los alimentos y para su consumo, exponiéndose a una enfermedad.


Lo mismo pasa con las aguas servidas, la zona no cuenta con una red de alcantarillas o red de tuberías, cada casa fue construida con pozo séptico, sin embargo, los mismos han comenzado a filtrarse o rebosarse, de igual forma, las nuevas viviendas que se han construido no cuentan con este elemento y los vecinos han comenzado a encausar las tuberías hacia la quebrada.


El caño se ha convertido en un problema para los vecinos, ya que circulan aguas negras, desechos sólidos y toda la basura es lanzada al caño. “Los olores que salen del caño están afectando a los vecinos; la plaga y los insectos hacen vida en esta agua y en las noches inundan las casas, causando alergias en los niños y adultos mayores”, apuntó.

VIVIENDAS POR EL SUELO


Explicó Magallanes, que aunque las estructuras del poder popular de la comunidad han sido elegidas y se encuentra solvente en su documentación, los proyectos que han presentado en ningún momento han sido atendidos por el estado.
“Todos los problemas que estamos pasando se han plasmado en solicitudes, estas inquietudes han sido presentadas ante las autoridades competentes, sin embargo, ninguna ha sido atendida”, dijo la vocera.


Con mucha angustia en la mirada y la voz entrecortada, Magallanes recordó que se ha solicitado la rehabilitación de varias viviendas de vecinos de escasos recursos, estas casas presentan problemas con los techos, filtraciones de agua, paredes agrietadas, prácticamente las residencias se han convertido en un peligro para sus habitantes, y aún así la respuesta oportuna de los entes encargados no ha llegado a Virgen de Lourdes.


El tema de infraestructura del sector es traumático, no se cuenta con canchas deportivas, instalaciones sanitarias, preescolares o guarderías.


Somos vecinos de un colegio y los niños aprovechan el uso de la cancha, pero en nuestra comunidad no contamos con espacios para la recreación y el esparcimiento.


“Ni una plaza tenemos para sentarnos a disfrutar, para que los niños corran o jueguen, de igual forma, los espacios deportivos quedan a discreción del colegio, que al momento de cerrar ya los chamos deben retirarse”, apuntó.

RUMBO A LA COMUNA


Informó Magallanes que ya está constituida la Comuna a la que pertenece esta entidad, pero en el sector no existe ningún emprendimiento socio productivo. “Vamos a comenzar a presentar proyectos sociales para ser atendidos por el Ministerio de las Comunas, no tenemos nada proyectado en cuanto a producción, pero de seguro aprovecharemos la oportunidad para llevar nuestras necesidades y ver como conseguimos las herramientas para mejorar nuestra barriada”, expresó la líder vecinal.

SALUD Y CLAP AL DIA


Visitas de las autoridades si han recibido, en diferentes ocasiones; sin embargo, estas acciones no han terminado en respuesta satisfactoria, añadió Magallanes, que los únicos beneficios que llegan al sector son las bolsas del CLAP.
“Estas ayudas llegan cuando nos corresponde, pero respuestas por los proyectos que se solicitan, de eso no se sabe nada, hemos presentado cartas y peticiones y no hay respuestas”, acotó.


Otro de los beneficios que han recibido en la comunidad es la de jornadas de medicina, organizadas desde la Alcaldía, “son bien importantes estas jornadas porque vivimos en condiciones de insalubridad y nuestros niños están expuestos a plagas, gérmenes y bacterias que le pueden ocasionar enfermedades, pero esto no sería necesario si poco a poco fueran atendiendo las demandas que se han presentado.


Para culminar, Lilibeth Magallanes, vocera del concejo comunal y vecina preocupada por su gente, hizo un llamado a las autoridades regionales para que atiendan estas necesidades, son más de 2 mil personas que residen en esta localidad y tienen muchas necesidades; recordó que para avanzar hacia una mejor calidad vida es necesario el concurso de todos y sólo nos falta la atención del estado.

MAURICIO BOLÍVAR | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA