El Gobierno de Bolsonaro celebra un nuevo aniversario del golpe de 1964

191

El Gobierno de Bolsonaro celebró este jueves; un nuevo aniversario del golpe que; el 31 de marzo de 1964, derrocó al Gobierno constitucional de João Goulart e instauró una dictadura que perduró hasta 1985.

Cortesia: El Carabobeño

“El Movimiento del 31 de marzo de 1964 ; es un marco histórico de la evolución política brasileña; pues reflejó las ansias y las aspiraciones de la población de la época”; dice una nota firmada por el ministro de Defensa, general de la reserva Walter Braga Netto.

La nota; que fue leída en todos los cuarteles como “Orden del Día”; enmarca esa rebelión militar en el clima que el país vivía en la Guerra Fría; que “afectó todas las regiones del globo y trajo a Brasil un escenario de incertidumbre, con grave inestabilidad”.

Movimiento de 1964

También sostiene que el “Movimiento de 1964”; fue respaldado por “las familias; las iglesias; los abogados; las Fuerzas Armadas y la sociedad en general”, que “reaccionaron para restablecer el orden e impedir que un régimen totalitario fuese implantado en Brasil”.

Alude así al carácter “comunista”; que los militares de la época le atribuían al entonces presidente Joao Goulart; un laborista mucho más cercano al ideario socialdemócrata que al marxismo que dominaba en toda la izquierda brasileña y latinoamericana.

También te puede interesar: La disolución del Parlamento tunecino abre una nueva fase de incertidumbre

Periodo de estabilización

Según el Ministerio de Defensa; el “Movimiento” de 1964 “condujo a un período de estabilización, seguridad, crecimiento económico y madurez política, que resultó en el restablecimiento de la paz, el fortalecimiento de la democracia y la ascensión de Brasil en el concierto de las naciones”.

Agrega además que ese período, que no califica de dictadura, dejó “un legado de paz, libertad y democracia, valores innegociables cuya preservación demanda de todos los brasileños un eterno compromiso con la ley, la estabilidad institucional y la voluntad popular”.

Según un informe de una Comisión de la Verdad publicado en 2014, los 21 años de dictadura, que Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército, considera un “modelo” de Gobierno, dejaron al menos 434 muertos y desaparecidos por razones políticas y miles de casos de persecución y tortura.

Como responsables de las torturas, el informe identificó a 377 agentes de la dictadura que no pudieron ser juzgados por una amplia amnistía dictada en 1979 por el propio régimen, que benefició tanto a militares como a miembros de grupos armados de izquierdas. Fuente:EFE