Ortega destituyó al embajador que lo acusó de dictador en la OEA

108

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, destituyó oficialmente este jueves al periodista Arturo McFields Yescas como embajador del país ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), un día después de que el representante diplomático denunciara una “dictadura” en su país y exigiera la liberación de los opositores presos.

A través de un acuerdo presidencial, Ortega destituyó y/o dejó sin efecto el nombramiento de McFields Yescas en el cargo de representante permanente de la República de Nicaragua, con rango de embajador extraordinario y plenipotenciario ante la OEA, en el que había sido designado el 26 de octubre del año pasado y publicado un día después en el Diario Oficial La Gaceta.

También te puede interesar: EEUU, México y El Salvador “exploran” esfuerzos ante migración irregular

“El presente acuerdo surte sus efectos a partir del día 23 de marzo del año 2022”, según el documento publicado en el Diario Oficial.

En su lugar, Ortega nombró a Francisco Obadiah Campbell Hooker, quien también es el embajador nicaragüense en Estados Unidos.

El hasta hoy embajador de Managua ante la Organización de Estados Americanos (OEA) dio un mazazo que puso en alerta y descolocó al Gobierno, que inició, según fuentes de Cancillería; una “paranoica cacería de brujas” para determinar cómo fue posible lo que ya consideran una “traición” de McFields.

El embajador denunció los desmanes de lo que ha catalogado como una dictadura; que viola los derechos humanos y abogó por la liberación de los más de 170 presos políticos. Un desahogo cuyas consecuencias están por verse, pero que vuelve a poner la crisis de Nicaragua en la discusión internacional. “No tengo valor, tengo miedo, pero creo que es importante vencer el miedo.

FUENTE: EFE