Ucrania: Mueren camarógrafo y productora de la cadena Fox

El camarógrafo Pierre Zakrzewski y la productora Oleksandra Kuvshinova, ambos de la cadena estadounidense Fox News, fallecieron este martes en un ataque de las fuerzas rusas durante la cobertura de la guerra de Ucrania; donde también fue herido su compañero, Benjamin Hall.

Estaban en Ucrania desde febrero; el día lunes recababan  información cuando cuando su vehículo recibió disparos.

“Con gran tristeza y pesar compartimos las noticias de la muerte esta mañana de nuestro querido camarógrafo Pierre Zakrzewski. Pierre murió en Horenka, a las afueras de Kiev”, indicó en un comunicado Suzanne Scott, consejera delegada de la cadena.

Zakrzewski, de 55 años, era un veterano reportero de guerra que había cubierto múltiples conflictos bélicos;  entre ellos Irak, Afganistán y Siria.

“Su pasión y talento como periodista eran inigualables (…) Hoy es un día desgarrador para Fox News y todos los reporteros que arriesgan sus vidas para dar las noticias”, recalcó Scott.

Poco después, Anton Gerashchenko, asesor del ministro del interior de Ucrania, confirmaba a medios locales que la periodista ucraniana Oleksandra Kuvshinova, de 24 años, que trabaja como productora para Fox también falleció a causa de los disparos de artillería de las fuerzas rusas.

Hall, por su parte, sigue hospitalizado en Ucrania, aunque no se ha precisado la gravedad de sus heridas.

Con Zakrzewski y Kuvshinova, hay ya confirmados al menos 5 periodistas fallecidos en el conflicto ucraniano.

La comisionada de Derechos Humanos del Parlamento de Ucrania, Liudmyla Denisova, dijo este martes que hay otros tres reporteros muertos desde el inicio del conflicto y responsabilizó a las tropas rusas.

Esos tres fallecidos son el corresponsal militar ucraniano Viktor Dudar (muerto durante los combates cerca de Mikolaiv), el camarógrafo del canal de televisión ucraniano en vivo Yevhen Sakun (muerto durante los ataques con misiles en Kiev) y el periodista documental estadounidense Brent Renaud (muerto en un puesto de control en Irpin, región de Kiev).

EFE