Rafael Ramírez no cree que PDVSA aumente producción de petróleo

133

Rafael Ramírez, exministro de Petróleo de Venezuela (PDVSA), afirma que su país no podrá aumentar de forma sustancial su oferta de petróleo para compensar la posible ausencia de barriles rusos a raíz de la guerra en Ucrania y las sanciones occidentales impuestas a Moscú.

Rafael Ramírez y PDVSA
Rafael Ramírez, exministro de Petróleo de Venezuela | Cortesía: Transparencia Venezuela

El expresidente de PDVSA entre 2002 y 2013, bajo el gobierno del fallecido Hugo Chávez, recuerda que la industria petrolera del país “se vino abajo” en los últimos años.

“No veo que Venezuela pueda contribuir de forma sustancial a balancear el mercado petrolero”, dice Ramírez.

Considera que la reciente y sorpresiva visita a Caracas de una delegación de EEUU, cuyo gobierno no reconoce al actual presidente venezolano, Nicolás Maduro, y al que en 2019 impuso sanciones, se debe más a intereses geopolíticos que petroleros.

También te puede interesar: Venezuela reafirma compromiso establecido de la OPEP

“Creo que Estados Unidos no tiene muchas esperanzas” de que Caracas vaya a compensar el crudo que Washington ha decidido dejar de comprar a Moscú en represalia por la invasión rusa de Ucrania, señala.

“Lo que interesa es qué movida política hay detrás de esa visita”, añade, y aventura que, dado el fuerte apoyo ruso a Maduro, Estados Unidos estaría intentando rebajar esa influencia.

En su opinión, Washington “busca ahora, ya que Rusia tiene problemas en su frente europeo, socavarle también (a Moscú) los apoyos en la retaguardia”, asegura, en referencia a los aliados del Kremlin más cercanos en la región (Cuba, Nicaragua y Venezuela).

RAFAEL RAMÍREZ Y EL “COLAPSO” DE PDVSA

En conversación telefónica desde Roma, donde dice vivir “exiliado” y trabajar como consultor en el área de gas y petróleo, Ramírez acusa a Maduro de haber tratado a PDVSA “como su enemigo”.

Se ha dejado de invertir en el sector, se ha “militarizado” la empresa y desmantelado infraestructuras para “venderlas en el mercado internacional de chatarras”, recuerda.

Esta afirmación de Ramírez contrasta con los 2 mbd que Maduro dice es la meta del bombeo para este año.

FUENTE: EFE