Regresan a la actividad los artistas urbanos

114

A las calles de Maracay y del municipio Mario Briceño Iragorry han regresado artistas y cultores, quienes están dando a conocer su talento en las camionetas de pasajeros o expresando sus obras en las plazas y puntos más concurridos de la ciudad.
También se ha visto a varios artistas empíricos, que buscan plasmar sus sentimientos o ideas la cual, muchos ciudadanos han expresado su gusto sobre el resurgimiento de estas expresiones.

Artistas
El cantante y algunos ciudadanos disfrutan de esos momentos


Este es el caso de tres artistas aragüeños, que relataron su experiencias y el como se motivaron en manifestar sus dones a la colectividad aragüeña.

En este sentido, Luis Gascón Villegas, quien es músico, y diariamente viene en autobús desde San Joaquín de Turmero, municipio Santiago Mariño, hasta el centro de la ciudad de la “Ciudad Jardín”, y se para en cualquier esquina interpretando música llanera, con el firme propósito de darse a conocer como cantautor de este reconocido género.
“Vengo a hacer cultura y arte, siendo esto lo más importante para rescatar a todas esas personas y muchachos que están haciendo cosas indebidas”, dice Gascón Villegas.

Luis Gascón Villegas

El intérprete, es integrante del Sistema de Orquesta Sinfónica de Venezuela, y desde los 7 años, se ha dedicado al mundo de la música, tocando hasta 20 instrumentos. “Llevo 2 meses aquí esparciendo la cultura, y continuaremos en este 2022 entregando lo mejor, haciendo música nuestra”, explica Gascón Villegas.


Fiel a sus raíces llaneras, siendo desendiente de familias que viven en Camaguán, estado Guárico, Luis Gascón Villegas tiene claro sus objetivo, y es rescatar la música tradicional venezolana que se ha perdido en los últimos años debido a los cambios culturales e imposición de géneros musicales foráneos a nuestra tierra.


“Hay que inculcar el folklore a nuestra gente, hay que hacer sobresalir estas costumbres de porque esto es lo que nos interesa, la música nuestra, la música de nuestras raíces, y bueno y que cuenten conmigo para todo lo que venga”, dijo el músico.
Gascón Villegas, anda por las calles con un cuatro hecho de totuma, en donde resalta no solo sus dotes musicales, sino como artesano y maestro carpintero en instrumentos de cuerdas. “Este está hecho de una totuma grande, también hago cuatros con caparazón de cachicamo o tortugas”, dice el cantautor.


Durante esta entrevista, el joven músico de 24 años de edad, recitó varios cantos llaneros, e improviso versos al ritmo del pajarillo. También cuenta con el apoyo de cantantes que se van acercando, quienes se quedan maravillados con su talento.


Este es el caso de Héctor Gonzáles, quien confesó que no es músico, pero cada vez que escucha las canciones del genero llanero, se para a cantarlas. “Yo no soy músico, pero me gusta cantar, yo soy de Apure, vivo por aquí cerca del centro. Vi al muchacho y me le acerqué”, dijo el ciudadano, quien en ese momento interpretó junto al ritmo del cuatro de Luis Gascón Villegas el tema “Araucaso apureño”.

HACE 10 AÑOS QUE ESTOY EN ESTE SISTEMA

Por su parte, Julián Vásquez, tiene muchas virtudes como músico, y al igual que Gascón Villegas, se ha dedicado a cantar y tocar el cuatro en las camionetas de pasajeros. No obstante, aseguró que ya lleva 10 años haciendo esto, de los 30 que tienen como músico, diciendo que esto lo ayuda a conseguir ingresos a su hogar.
“Yo ya tengo más o menos como 10 años en ese mundo de la camioneta, y desde entonces este sistema de trabajar es el que me ha dado para comer”, precisó.

Julián Vásquez (músico)


Vásquez es oriundo de Calabozo, estado Guárico, y después de sus declaraciones tocó con su cuatro y cantó a todo pulmón el tema de Cecilia Todd “El Norte es una Quimera”.


“Tengo 30 años en este mundo y he tocado en muchas agrupaciones de vallenato, soy bajista y vocalista”, expuso.
Además acotó que aún tiene sueños de llegar a la televisión a pesar de su edad. “Si me atrevo en presentarme en la televisión, eso dependería de muchos factores, si eso se nos presenta yo lo haría con mucho gusto”, relató.

LA PINTURA COMO FORMA DE SALVACIÓN

Por su parte, Emilio Riquelme, quien reside en el sector El Piñal, la parroquia El Limón, del municipio Mario Briceño Iragorry, diariamente se ve como va pintando las grandes rocas que quedaron luego de las inundaciones que ocurrieron el mes de septiembre del 2020.


El artista aseguró que no estudió en ninguna academia, simplemente por inspiración dedica horas de su día a plasmar las imágenes de Jesús de Nazareth y la Virgen María, en más de una decena de rocas.
“De niño he dibujado muñequitos y eso, pero ahora he perfeccionado un poco más. Comencé a pintarlas después de las inundaciones y desde entonces no sé cuántas rocas he pintado”, dijo Riquelme.


El pintor ha trabajado como zapatero, y manifiesta que lo hace sin ningún tipo de remuneración, ya que ha nacido de su corazón hacerlo.


“Creo que fue un mensaje de Dios lo que me hizo hacer eso, yo pinto las rocas cuando tengo chance y bueno eso le ha gustado a las personas porque embellece la capilla que está recién reinaugurada”, comentó.
La música y las artes en Maracay y en el estado Aragua, volvieron a surgir luego de la flexibilización ampliada de la cuarentena decretada por el Gobierno nacional en el mes de noviembre, y los músicos y artistas en general, espera que se mantenga así, ya que muchos dependen de su arte para llevar de comer a sus familiares.

El Siglo