El Oporto, a afianzar el liderato tras el polémico “clásico”

146

El Oporto tratará el domingo de afianzar su liderato en la Liga portuguesa ante el Moreirense, después del polémico “clásico” de la pasada jornada que acabó en una batalla sobre el césped con el Sporting y deja como secuelas varios sancionados.

El Oporto
FOTO : REFERENCIAL

En la vigésima tercera jornada, los “leones” reciben al Estoril con intención de acercarse al líder tras ese “clásico” y la pesada derrota europea ante el City (0-5), mientras que el Benfica abre la jornada en el campo del Boavista para tratar de recortar distancias.

El Oporto juega el domingo en el césped del Moreirense, antepenúltimo en la tabla, con la certeza de que se mantendrá líder pase lo que pase -el Sporting está a seis puntos-, pero no quiere dejar que sus rivales se acerquen.

Tampoco quiere estropear su racha: es el único equipo que todavía no ha perdido ningún partido en lo que va de campeonato.

Los de Sérgio Conceição llegan mermados por el encuentro de la pasada jornada contra los verdiblancos, que acabó con una lucha sobre el césped de futbolistas, técnicos y dirigentes y varios sancionados.

Los “dragones” no podrán contar por este motivo ni con el central luso-brasileño Pepe, titular habitual, ni con el portero argentino Agustín Marchesín, suplente de Diogo Costa.

La ausencia de Pepe podría permitir el debut de Rúben Semedo, cedido en enero por el Olympiacos.

Antes del Moreirense, el Oporto tendrá que enfrentarse este jueves al Lazio en los dieciseisavos de final de la Liga Europa.

El segundo clasificado, el Sporting, ya cumplió su compromiso europeo de la semana, sin buen resultado: le cayó un 0-5 en casa ante el Manchester City en la Liga de Campeones.

Los de Rúben Amorim quieren dejar atrás el mal sabor de boca y tendrán la oportunidad de hacerlo el domingo, otra vez en casa, ante el Estoril, séptimo en la tabla y que sueña con puestos europeos.

El Sporting no podrá contar con el uruguayo Sebastián Coates, el brasileño Tabata y los brasileños Ricardo Esgaio y João Palhinha; todos castigados a raíz de lo ocurrido en el “clásico”.

Los verdiblancos tampoco pueden perder de vista al Benfica, que está a cuatro puntos y no renuncia a conseguir; al menos, la segunda plaza, la última con acceso directo a la Liga de Campeones para la próxima temporada.

Las “águilas” abren este viernes la jornada en el estadio del Boavista; un equipo que no se puede relajar porque está sólo dos puntos por encima de los puestos de descenso.

Aun así; el Boavista suma buenos números en casa, donde sólo ha perdido un partido.

El conjunto encarnado tiene varios lesionados, como el lateral español Álex Grimaldo; que acabó el partido anterior con quejas, y el media punta suizo Haris Seferovic, con problemas musculares.

El Benfica tiene además un ojo puesto en los octavos de la Liga de Campeones; ya que el miércoles recibe al Ajax.

El Braga, cuarto en la tabla, visita el domingo el feudo del Tondela del español Pako Ayestarán; que roza los puestos de descenso.

El domingo también habrá un duelo entre el Marítimo, que se mueve en la mitad de la tabla, y el Famalicão; cerca de la promoción.

Para el sábado hay previstos tres partidos, el primero entre el Gil Vicente; que está en puestos europeos y tiene al joven goleador español Fran Navarro (12 dianas en Liga), y el colista Belenenses.

También se enfrentan ese día el Paços de Ferreira y el Vizela, ambos en la mitad de la tabla, y el Vitória Guimarães -sexto- y el Arouca -penúltimo-.

La 23ª jornada finaliza el lunes con el Santa Clara-Portimonense; también en la media tabla.

EFE