Shaila Dúrcal se sincera sobre sus problemas alimenticios

294

Shaila Dúrcal es una querida figura pública y admirada artista, que, por derecho propio, se ganó un sitio en el mundo de la música. Sin embargo, cada paso que da la hija de la fallecida Rocío Dúrcal es analizado por todo el mundo y en una ocasión ya había a los haters que la critican por su peso.

FOTO: REFERENCIAL

Ahora, la intérprete de ‘Convénceme’, quien volvió a España hace unos años para reconectar con su familia tras una larga temporada viviendo entre Estados Unidos y México, debido a sus compromisos profesionales, habló sin tapujos en su última entrevista sobre los cambios que ha experimentado sobre su peso en los últimos tiempos, así como sobre las habladurías que ha generado este asunto.

La cantante de 42 años consiguió perder unas 44 libras desde que adoptó un estilo de vida muy saludable, tanto en el aspecto alimenticio como en el ejercicio físico. También, la española abandonó para siempre el dañino hábito del tabaco.

En entrevista con el programa de televisión ‘Gente maravillosa’, de la cadena Telemadrid, la artista aclaró los rumores que se dieron a raíz de su físico en los últimos años. No obstante, Shaila Dúrcal reconoció que desde pequeña tuvo problemas para lidiar con su tendencia a ganar libras de más, pero tajante negó haber padecido un trastorno alimenticio como tal.

“A mí es que me engorda el aire. Siempre me ha perseguido eso de subir y bajar de peso”, declaró Shaila de los Ángeles Morales de las Heras, conocida artísticamente como Shaila Dúrcal.

“Una lo va sobrellevando como bien puede. Con edades más jóvenes tenía la cabeza confundida con ese tema. Nunca tuve anorexia, pero sí tenía ese desarreglo de comida”, añadió.

De lo más sincera con la presentadora Toñi Moreno, de 48 años, sentenció, “Además, con mis padres viajaba mucho y era muy difícil”. Dúrcal confesó que si de algo se arrepiente es de no haber buscado ayuda a tiempo:

“Creo que lo escondía mucho. Cuando más lo sufrí fue de los 15 a los 20 años, más o menos. Creo que fue lo más difícil. Ya a los treinta y tantos es cuando logré tener una mentalidad estable con la comida, pero hay momentos y momentos en la vida. Pero sí que es verdad que cuando eres joven es mucho más difícil”, apuntó la famosa muy orgullosa de su cambio de mentalidad.

Recordemos que, con su baja de peso, Shaila se ha mostrado encantada con su nueva imagen después de haberse sometido a un método de adelgazamiento de lo más efectivo. “Para mí ha sido un aprendizaje fundamental en mi vida, con el apoyo que me hacía falta para volver a sentirme feliz conmigo misma”, escribió recientemente en sus redes sociales.

Ahora bien, en la charla, Shaila dejó en claro que se encuentra con las fuerzas suficientes de afrontar cualquier contratiempo, “Mi problema era mi ritmo de vida, cambios de horarios, viajes, los espectáculos. Se me juntó lo de la tiroides, tengo hipertiroidismo. He usado la comida para castigarme y premiarme. Estoy manos a la obra con la vida sana porque quiero sentirme bien”.

Otro de los temas que Shaila quiso conversar con la presentadora fue sobre su decisión de no ser madre. “Yo soy madre todos los días porque yo niño que encuentro, aunque sea desconocido, yo siempre me lo quiero llevar. Pero me encantan los niños cuando son bebés. Soy niñera en ese sentido, pero a corto plazo. Me da luego miedo tenerlos”, contó.

El Siglo