Eli Manning y Nick Foles los únicos que vencieron a Brady en un Super Bowl

62

No es raro que Tom Brady presuma en galas de la NFL sus siete anillos de Super Bowl y pose con las manos extendidas orgulloso de ellos, pero tres dedos están desnudos y la culpa tiene dos nombres; Eli Manning y Nick Foles.

Brady
FOTO : REFERENCIAL

En sus 22 temporadas en la liga, 20 con los New England Patriots y dos en los Tampa Bay Buccaneers; Brady disputó 10 partidos por el trofeo Vince Lombardi en los que venció a siete mariscales de campo diferentes, pero sólo dos lograron superarlo.

Al héroe de esta saga llamada NFL no le podía faltar su némesis.

Eli Manning, quien jugó toda su carrera con los New York Giants; sólo llegó a dos Super Bowl y en ambos superó al mejor jugador de la historia de la NFL que este sábado se convirtió en leyenda con su retiro.

Ningún otro mariscal de campo de la liga dominó a Brady como Manning, al que encontró como líder de la ofensiva de los Patriots en el Super Bowl XLII.

New England buscaba terminar una temporada de ensueño en aquel 2007. Brady fue un rodillo para los rivales y terminó la campaña regular invicto con pleno de 16 triunfos.

En playoffs aplastó 31-20 a los Jaguars y en la final de la AFC 21-12 a San Diego; por lo que una victoria ante los modestos Giants de Manning y su récord de 10-6 coronarían una campaña legendaria.

En el duelo por el título el pasador de Nueva York ayudó a su equipo, con dos anotaciones; a remontar una desventaja de 11 puntos en el último cuarto y propinó a Brady su primera caída en un Super Bowl.

La ocasión de tomar revancha se presentó cinco años después en el Super Bowl XLVI en un escenario similar. New England arribó como favorito con marca de 13 triunfos y tres caídas con un Tom Brady decidido a acrecentar su colección a cuatro anillos.

Los Giants de Eli Manning, de nuevo inferiores con 9-7, volvieron a llegar al último periodo en desventaja; pero otra vez voltearon el marcador para ganar 21-17.

En la temporada 2014 Brady retomó la suma de anillos en el Super Bowl XLIX ante los Seattle Seahawks; pero en 2017 vio frustrada la ocasión de llenar los dedos de una mano con las joyas ante los Eagles de Nick Foles, suplente de la estrella de Philadelphia Carson Wentz.

Wents se lesionó en la última parte de esa temporada y con ello las esperanzas de los Eagles de arribar al partido por el campeonato parecían extintas.

Nick Foles sólo actuó en tres juegos de la campaña, pero en los playoffs se afianzó, llevo a Philadelphia a triunfar en el Super Bowl por 41-33; la desventaja más amplia con la que Brady ha perdido en un juego de campeonato, y fue nombrado Jugador Más Valioso.

Así que si uno observa la foto en la que Tom Brady presume sus siete anillos de campeonato y ve desnudos sus dos pulgares y el meñique de su mano izquierda hay dos culpables: Eli Manning y Nick Foles.

EFE