Docentes exigen aumento salarial prometido en la segunda Convención Colectiva

148

El Sindicato Único del Magisterio en el estado Aragua (SUMA-Aragua), elevó su voz de protesta durante la instalación de la comisión negociadora de la tercera Convención Colectiva Única y Unitaria de los Trabajadores del Ministerio de Educación que se efectuó este lunes en la ciudad de Caracas, ya que consideran que antes de establecer un nuevo acuerdo, se debe cumplir con el aumento salarial establecido en convenios pasados no cumplidos.

Educadores siguen exigiendo mejoras salariales

Dicha información la ofreció el secretario de Organización del SUMA-Aragua, David Rodríguez, en la cual destacó que aún se mantiene la violación de la cláusula 59 de la segunda Convención Colectiva, especificándolas con respecto a las tabulaciones salariales que el Ministerio aún mantiene con el gremio educativo.

“Ese tabulador salarial ha sido violado desde el 1° de octubre del año 2018 cuando el Gobierno dejó de cumplir con un aumento pautado del 40% en esa oportunidad, luego en el año 2019 el gobierno dejó de pagar los cuatro aumentos correspondientes a ese año que alcanza el 180% y del mismo modo un aumento del 60% para el 1° de enero del año 2020”, explicó el dirigente gremial.

Rodríguez precisó que el Gobierno Nacional les debe el aumento del 280% correspondiente a los docentes, eso sin incluir la recurrencia ni la incidencia que tiene que ver con el bono vacacional, el bono de fin de año, las prestaciones sociales y demás beneficios de la contratación colectiva.

“Es decir que antes de iniciar la discusión de la tercera Convención Colectiva, se debe honrar esta deuda, porque es inaceptable por parte del Ministerio que cuando se firmó el contrato colectivo en abril del 2018, Nicolás Maduro señaló que se trataba del mejor contrato colectivo del mundo, y así salió por toda las redes sociales y la prensa en general, y resulta pues que no se cumplió nada”, manifestó Rodríguez.

Por tal motivo, el secretario de Organización del SUMA-Aragua, insistió que el Magisterio venezolano debe ser revindicado con el pago de esta deuda, ya que considera que no se puede llegar a una contratación colectiva y al final no se cumpla nada. “No podemos aceptar esa burla por parte del Ministerio de Educación”, acotó.

REINICIO DE CLASES

En otro contexto, David Rodríguez ve con preocupación que durante este reinicio del año escolar 2021-2022, que comenzó el 10 de enero, las instalaciones educativas no cumplan con las condiciones óptimas para que los alumnos acudan a clases presenciales.

“Tenemos que decir que retornaron con los mismos problemas del mes de septiembre del 2021, cuando las escuelas y los liceos se consiguen sin desmalezamiento en las áreas verdes; con los pisos y paredes de los salones sucios; con la falta de ventilación; la falta de agua potable, electricidad e Internet, además del equipo tecnológico de enseñanza- aprendizaje”, comentó.

Por otra parte, Rodríguez exhortó los representantes de los jóvenes a que estén al tanto del riesgo que corren al enviar a sus hijos a los salones de clases, ante la presencia del Covid-19 y el aumento de los casos.

“Deben estar atentos a cualquier síntoma que presente el niño, no vaya a ser adquieran una ‘coronagripe’ y la lleven a la casa”, dijo.

Finalizó diciendo que ante esta circunstancia, pidió a los representantes estar muy pendientes de esta situación, a sabiendas que en Venezuela, la medicina preventiva y la medicina curativa está pasando por su peor momento”. “No hay seguridad social en cuanto a la salud del venezolano”, finalizó.

LINO HIDALGO | elsiglo