Ossobuco estofado con zanahorias, para toda la familia

111

Hoy vamos a preparar una deliciosa receta de carne, que además resulta muy económica, perfecta para ayudarnos con la cuesta de enero. Se trata del ossobuco estofado con setas y zanahorias, que es perfecto para dar de comer a toda la familia ya que cunde mucho.

FOTO: REFERENCIAL

Con una salsa que pide pan para untar y una carne melosa tras una cocción en la olla rápida, obtenemos un guiso tradicional lleno de sabor intenso que dejará encantados a todos en casa. No dejéis de probarlo.

Si te gusta esta deliciosa carne, ya sabes que con este ingrediente hemos hecho otras elaboraciones como entre otras, el osobuco casero en salsa de tomate.

 

Ingredientes para 6 personas

  • Ossobuco4
  • Zanahoria4
  • Cebolla2
  • Setas (pueden ser congeladas, en conserva o rehidratadas)200 g
  • Caldo de carne250 ml
  • Salsa de tomate 2 cucharadas
  • Pimienta negra en grano una cucharada sopera
  • Laurel 2 hojas
  • Dientes de ajo4
  • Harina de trigo para enharinar los ossobucos
  • Sal y pimienta al gusto
  • Vino oloroso (Jerez)50 ml
  • Perejil fresco

Cómo hacer ossobuco estofado

Enharinamos los filetes de ossobuco salpimentados y los doramos en una sartén por tandas, reservando cuando estén listos. Pochamos la cebolla y el resto de hortalizas en la base de la olla rápida. Agregamos el vino oloroso y removemos hasta evaporar el alcohol.

Metemos la carne en la olla y añadimos el laurel, los ajos y el caldo, en cantidad suficiente para cubrir o casi todos los demás ingredientes. Si queremos podemos añadir otras hortalizas como alcachofas, espárragos trigueros o ajetes de manera opcional.

Dejamos cocer en la olla rápida con dos anillos durante 45 minutos y dejamos que se baje la presión antes de abrirla. Así la carne queda tierna y en su punto.

Tras la cocción, salteamos las setas en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y un diente de ajo muy picado. Espolvoreamos con perejil y echamos todo el contenido de la sartén en la olla donde tenemos la carne. Mezclamos, damos un hervor de dos minutos y listo para llevar a la mesa.

El Siglo