Natillas de chocolate bajas en hidratos, receta de postre fácil

158

Las natillas de toda la vida se preparan con una base de leche o nata cocida con yemas, azúcar y algo de almidón, todo un clásico de los postres caseros que nos regala deliciosas variantes como las de chocolate. Las versiones sin huevo suelen pecar de abusar precisamente de los almidones o harinas para espesar, pero en esta receta tenemos una variante baja en hidratos y rica en proteínas.

FOTO: REFERENCIAL

No diremos que es un postre saludable porque ese término casi que solo se lo puede ganar la fruta fresca, pero sí resulta más nutritivo que otras elaboraciones, y más recomendable que muchos ultraprocesados. Aún así, sigue siendo un dulce para un consumo ocasional.

El ingrediente clave aquí es el tofu blando, conocido como sedoso o silken, una especialidad exquisita cuando es de verdadera calidad. En España aún cuesta encontrarlo, pero en los últimos años lo vemos cada vez más en los hipermercados, generalmente asociado a productos ecológicos o para dietas especiales.

Para no añadir endulzantes empleamos un chocolate negro sin azúcares añadidos; su pureza ya dependerá del gusto personal. Recordemos que, aunque sea sin azúcar, un chocolate que no sea 100% cacao estará endulzado con edulcorantes. Recomendamos optar por uno de calidad de, al menos, 70% de cacao. El plátano maduro ayuda a endulzar y aportar más cremosidad.

Ingredientes

  • Chocolate negro sin azúcar120 g
  • Tofu blando (silken o sedoso)250 g
  • Cacao en polvog
  • Plátano muy maduro (aproximadamente)140 g
  • Leche o bebida de soja u otra vegetal (o cantidad necesaria)50 ml
  • Esencia de vainilla (1/2 cucharadita)2.5 ml
  • Sal 1 buena pizca (opcional)g

Preparación

Trocear el chocolate o rallarlo y derretir al baño maría, o en microondas con mucho cuidado, a intervalos cortos y mezclando poco a poco para que no se queme. Reservar

Triturar con una batidora de brazo el tofu sedoso con el cacao tamizado la sal y la vainilla. Añadir el plátano pelado troceado y triturar un poco más. Incorporar el chocolate fundido, mezclar y agregar la bebida vegetal, mezclando suavemente y añadiendo más o menos según la consistencia.

Podemos necesitar más o menos bebida vegetal en función del tipo de tofu y el plátano que hayamos usado, y también de cómo nos gusten de cremosas o espesas las natillas. Hay que tener en cuenta que se espesarán más al enfriar.

Repartir en cuatro o cinco recipientes y dejar enfriar en la nevera al menos dos horas antes de servir; si aún estuvieran calientes por el chocolate, esperar a que se atemperen antes de refrigerarlas.

El Siglo