Doncic asegura que el cansancio y el dolor no fueron “excusa” contra los Suns

111

Tras la novena derrota seguida de los Dallas Mavericks ante los Phoenix Suns, Luka Doncic aseguró que ni el cansancio ni sus dolores en el cuello y la espalda sirven de excusa para justificar que no lograran la victoria.

Doncic
FOTO : REFERENCIAL

“Es verdad que hemos jugado un ‘back to back’ (dos partidos en días seguidos) y que estamos un poco cansados. Pero eso no puede ser una excusa”, dijo el esloveno ante los medios.

“Creo que han ejecutado en los últimos minutos mucho mejor que nosotros”, añadió.

Doncic sumó 28 puntos (9 de 23 en tiros, 2 de 9 en triples), 8 rebotes y 8 asistencias en el partido que los Suns, el equipo con el mejor balance de la liga, remontaron a los Mavericks (101-109).

El base perdió 8 balones y además jugó el último parcial con dolores en el cuello.

La estrella de los Mavericks sufrió unas molestias similares en los pasados playoffs ante Los Angeles Clippers y hoy sostuvo que, con masajes y estimulación, debería estar bien “en un par de días”.

Una vez más, Doncic insistió en que tampoco esos dolores eran “una excusa” para no haber ganado un partido que controlaron durante gran parte del mismo pero que dejaron escapar en un último cuarto demoledor: 19-35 para los Suns con 6-22 en los últimos siete minutos.

Doncic dijo que medirse a los Suns siempre es “díficil” y señaló que el de esta noche “pareció un partido de playoffs” por su intensidad y emoción.

Los Mavericks (26-20) vieron así interrumpida su racha de cuatro victorias seguidas (8-2 en sus últimos diez encuentros) frente a unos Suns (35-9) que llevan cinco triunfos consecutivos.

La “maldición” de los Mavericks contra los Suns continúa ya que no les han vencido desde el 29 de noviembre de 2019.

Por su parte, Kristaps Porzingis (18 puntos y 11 rebotes) ensalzó la labor de unos Suns en los que brillaron Devin Booker (28 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias) y Chris Paul (20 puntos, 5 rebotes y 11 asistencias sin perder ni un balón).

Porzingis apuntó que a los Mavericks les “faltó un poco de energía al final, un poco de piernas en los dos lados”, pero resaltó que pelearan el partido hasta el final ante los actuales líderes de la Conferencia Oeste.

EFE