Artesanos pasaron un buen susto tras desplomarse techado del Samy

Los artesanos que laboran entre la calle Mariño y la avenida Miranda del municipio Girardot, fueron forzados a ocupar los pasillos de la acera del Museo Antropológico e Historia de Maracay, luego de que este martes cayera parte del techado del edificio Samy, justo en la esquina donde estaban anteriormente los trabajadores de estas artes.

Situación afectó también a los trabajadores informales

En este sentido, Andrés Farías, quien es parte de este gremio, dijo que dicho suceso ocurrió aproximadamente a las 3:00 p.m., y que afortunadamente no hubo ninguna persona herida, pero sí pasaron un tremendo susto.

«Se nos dijo que íbamos a estar tres meses en estos espacios cuando nos desalojaron de los pasillos del Museo Antropológico, y a estas alturas nos mantuvimos allí hasta que cayó parte del techo», comentó Farías.

Por tal motivo, el artesano aseguró que él y sus compañeros tuvieron que volver a los pasillos del Museo, ya que ese lugar representa un peligro para ellos.

Por su parte, Toribio Guédez, quien es zapatero, afirmó que se llevó un buen susto, ya que una de la estructura del techo del mencionado edificio, casi cae sobre él. «Una piedra casi me embromó la vida, y al momento que estaba allí, sólo estaban los artesanos que se fueron al Museo», aseveró.

Toribio Guédez

Del mismo modo afirmó Juan Parada, quien trabaja haciendo pulseras y collares de acero, que luego de esa eventualidad, los artesanos piden una ayuda para que les den un mejor espacio para así poder trabajar con tranquilidad. «Llevo 14 años como artesano, y desde hace unos 3 años nos desalojaron de los pasillos del Museo, nos pusieron en la esquina en el Samy, pero luego de allí no pasó más nada», argumentó.

Volvieron al lugar donde fueron desalojados hace 3 años

En este contexto, Jesús Romero, vocero principal de la Asociación de Artesanos Daniel Herrera, manifestó su preocupación sobre lo ocurrido, afirmando que hace más de 20 años hubo ordenanzas municipales donde habían terrenos para crear un paseo artesanal y turístico, que con el tiempo quedaron en el olvido.

«Una minoría del sector artesano, que son mal llamados «hippie» ocupaban los espacios del Museo Antropológico e Historia, que fue concedido por el alcalde de aquel momento, William Querales, quien los ubicó en ese lugar mientras se construía el paseo turístico artesanal de proyección cultural que tanto se peleó», afirmó Romero, quien aseguró que el año 1996 se creó una ordenanza municipal, en la cual otorgaron los espacios del actual Parque Felipe Guevara Rojas para construir dicho proyecto.

Ante esta situación, el representante del gremio artesanal expuso que esta situación no puede volver a pasar, ya que diariamente los trabajadores de este sector, ponen en peligro su vida por no contar con espacios óptimos. «Deberían ocupar locales idóneos para que estas personas tengan donde exponer permanente sus sueños y creaciones», comentó.

Jesús Romero

Romero espera un apoyo por parte de las autoridades tanto a nivel regional como municipal, ya que según el representante de los artesanos, muchos están muriendo de mengua en la calle.

«Esto no puede ser en un país de socialistas que se precia de tener una cultura amplia donde caben todos. El artesano está hoy en la calle, atropellado y vejado», finalizó Romero.

LINO HIDALGO | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA